El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune caracterizada por la alteración en la respuesta del sistema inmunológico. Las personas que padecen lupus producen anticuerpos (células encargadas de combatir las células extrañas) que atacan por error al tejido sano del propio cuerpo.

En este artículo hablamos sobre esta enfermedad, sus síntomas y el efecto de la medicación administrada en su tratamiento.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Síntomas

Los síntomas de esta enfermedad son variables. Desde fiebre, cansancio y malestar general hasta alteraciones graves en órganos y sistemas como la piel, las articulaciones, los riñones, los pulmones, el corazón, los vasos sanguíneos o el tracto gastrointestional.

El embarazo en una mujer con lupus aumenta el riesgo de mortalidad y de padecer hipertensión arterial, infección, trombosis, afectación renal, diabetes, alteraciones hematológicas y preeclampsia. Por otra parte el feto tiene más probabilidad de muerte fetal o crecimiento retrasado.

Aunque muchas mujeres con lupus logran tener un hijo sano tras un embarazo sin complicaciones, en otras el embarazo puede ser un verdadero riesgo. La gestación subrogada en mujeres con lupus activo o especialmente grave puede ser la solución para tener un hijo sano sin poder en riesgo su vida.

Medicación para el lupus

El lupus en sí no es causa de infertilidad, de hecho, las mujeres con lupus tienes las mismas probabilidades de quedar embarazadas que mujeres de la misma edad sin las enfermedad.

Sin embargo, la fertilidad de las pacientes de lupus puede verse afectada debido a algunos de los fármacos para afrontar la enfermedad. La ciclofosfamida, el metotrexato, el micofenolato mofelito y otros medicamentos para la presión arterial son algunos ejemplos de fármacos que pueden comprometer la fertilidad de la mujer.

Además, algunos medicamentos administrados para el lupus como el metotroxano o la talidomida puede causar malformación fetal o parto prematuro. También, el uso de corticoesteroides puede aumentar la afección fetal del labio leporino.

Lupus y embarazo

Son muchas las mujeres con lupus que han podido quedar embarazadas y tener un hijo sano. Sin embargo, hay muchos otros casos en los que el lupus ha causado graves complicaciones tanto en la madre como en el feto, incluso la muerte de ambos en los casos más graves.

El embarazo en mujeres con lupus es considerado un embargo de riesgo por lo que es imprescindible el consejo médico y las revisiones periódicas. Se puede planificar el embarazo únicamente en caso de llevar más de 6 meses sin recaídas o brotes de lupus; de hecho se recomienda evitar el embarazo en mujeres con lupus activo.

Los principales problemas que puede causar el lupus en una mujer embarazada son:

  • Recaída o aumento de los síntomas del lupus durante el embarazo o en los primeros meses después de dar a luz.
  • Preeclampsia: presión arterial alta en las embarazadas.
  • Aborto espontáneo: pérdida del embarazo antes de las 20 semanas.
  • Parto prematuro: cuando el bebé nace antes de la semana 37 de gestación.
  • Anticuerpos antifosfolípido: se encuentran en el 30-40% de las mujeres con lupus y pueden interferir en el desarrollo de la placenta.
  • Retraso del crecimiento intrauterino: el bebé crece a un ritmo más lento de lo habitual debido a una insuficiencia de oxígeno a una deficiente nutrición de la placenta.
  • Muerte fetal

En cuanto al bebé, además del nacimiento prematuro y la posibilidad de muerte fetal en los casos más extremos, puede sufrir lupus neonatal.

El lupus neonatal causa sarpullido y problemas sanguíneos durante los 6 primeros meses de vida. Alrededor de la mitad de estos bebés pueden tener además un problema del corazón llamado bloqueo cardíaco, que sí suele ser permanente. Algunos bebés con esta afección necesitan marcapasos para el correcto funcionamiento de su corazón.

Un comentario

  1. avatar
    CristinaCirsis

    Mi cuñada tiene lupus y se quedó embarazada sin problemas, aunque es cierto que lo padece de forma suave y hacía ya años que lo tenía inactivo.

    Es verdad que tuvo muchas revisiones y estuvo muy controlada durante todo el embarazo pero bueno, tuvo un niño precioso sin problemas. Si no recuerdo mal tuvieron que cambiarle la medicación pero no estoy segura.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar