La protagonista de esta historia tiene “prohibido” por sus médico quedarse embarazada, pues le han indicado que el embarazo podría poner en riesgo su vida y en consecuencia la de su hijo.

La patología que le impide el embarazo es una malformación arteriovenosa en el útero.

Puedes leer el artículo completo en:    219

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar