La Iglesia se plantea hasta qué punto la mujer que actúa como gestante subrogada es responsable de posibles malformaciones en el feto.

La mala actitud ante el embarazo de la misma puede ser la causa de alteraciones durante el desarrollo del bebé en el vientre materno.

Puedes leer el artículo completo en:    52

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar