La ley de gestación subrogada griega establece que solo las parejas heterosexuales y las mujeres solteras pueden acceder a la gestación subrogada.

Cualquier persona que incumpla la ley recibirá una pena de un mínimo de 2 años de cárcel y una multa a pagar de 1500€. Además, la custodia del niño se le podría dar a la gestante o el niño podría acabar en una casa de acogida o en un orfanato.

Por lo tanto sería una irresponsabilidad que un hombre solo intentara tener un hijo en este país por gestación subrogada.

Puedes leer el artículo completo en:    64

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar