Soy gay y quiero ser papá: ¿Gestación subrogada o adopción?

La sociedad acepta cada vez mejor el hecho de que las parejas gays también pueden tener niños. Cuando una pareja homosexual masculina decide ampliar la familia y convertirse en papás, puede tomar tres caminos diferentes para llegar a su objetivo:

En este artículo compararemos las dos últimas, ya que además de ser las opciones más comunes, son las dos vías por las que pueden asumir la paternidad total, es decir, sin compartirla con ninguna mujer.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Ser padres biológicos

Una persona hereda la mitad de su carga genética del óvulo y la otra mitad del espermatozoide. Una pareja homosexual masculina puede aportar únicamente la parte espermática. Por tanto, necesitará óvulos de donante (ovodonación) para poder crear el nuevo ser.

Además, para que esa combinación genética dé lugar al esperado hijo, será necesario contar con la ayuda de una mujer, comúnmente llamada madre subrogada, que pueda gestar el embrión y dar a luz al futuro bebé.

Este proceso es el conocido como gestación subrogada. La emplean tanto parejas heterosexuales como homosexuales. Sin embargo, es la única opción reproductiva que permite a las parejas gays convertirse en padres biológicos.

Esta es una de las grandes diferencias con la adopción, alternativa con la que cuenta este nuevo modelo familiar. Gracias a la gestación subrogada, dos hombres pueden vivir la experiencia de tener un hijo que comparta al menos la mitad de su carga genética con alguno de sus papás.

Adopción para parejas gays

Adoptar significa “recibir como hijo, con los requisitos y solemnidades que establecen las leyes, al que no lo es naturalmente”. Dicho de otra forma, es hacerse responsable de la crianza y educación de un niño cuyos padres biológicos no pueden encargarse de él. Así, los padres adoptivos son los que asumen la responsabilidad legal del menor.

La principal diferencia entre la gestación subrogada y la adopción, además de la aportación de la carga biológica, es que la decisión de que nazca el niño es de los futuros padres. La única razón por la que este nuevo ser humano está en el mundo es el deseo de sus papás.

La donante de óvulos y la gestante hacen posible que ese deseo sea una realidad. Pero la razón de su existencia es la ilusión de sus futuros padres de tenerlo, incluso antes de su nacimiento.

Por su parte, la adopción es un acto de generosidad por el que una pareja decide acoger a un niño ya nacido con el objetivo de mejorar sus condiciones de vida y permitir que se críe y eduque en un entorno familiar mejor.

Ambas opciones son igualmente lícitas y respetables, y en función de las preferencias e ideología de cada pareja, será más adecuado escoger una u otra. Al fin y al cabo, lo que importa es la educación y el cariño que reciba el niño a lo largo de su vida y no el proceso por el que sus padres se convirtieron definitivamente en sus padres.

La adopción para los matrimonios gays o las parejas homosexuales no es legal en todos los países.

En muchos casos, una pareja homosexual no puede adoptar conjuntamente. Muchos homosexuales que están educando a sus hijos adoptados de forma conjunta han adoptado previamente en solitario, a veces ocultando su condición sexual. En casos así, solo uno de los miembros de la pareja dispone de la patria potestad.

En la práctica, un matrimonio entre personas del mismo sexo tiene pocas probabilidades de adoptar a niños originarios de otros países, porque la casi totalidad de dichos países limita las adopciones a matrimonios heterosexuales.

Cada pareja deberá informarse acerca de la legislación vigente en su propio país y, si se diera el caso, de la legislación vigente en el país de procedencia del niño.

Preguntas de los usuarios

¿Puede una pareja homosexual encontrar una madre de alquiler en España?

En España, la gestación subrogada no está permitida. La Ley de Técnicas de Reproducción Asistida 14/2006, que se puede consultar en el BOE número 126 del 27 de mayo de 2006, define la filiación mediante el parto.

Como se considera nulo cualquier contrato que renuncia a la filiación materna, las parejas gays se ven obligadas a buscar a una madre gestante en el extranjero, con la ayuda de agencias especializadas.

Cuando vuelvan, deben aplicar distintas estrategias para inscribir como hijo propio en el Registro Civil español al niño nacido en el extranjero.

¿En qué países puede un pareja gay recurrir a la gestación subrogada?

Entre los destinos que permiten el tratamiento de gestación subrogada, la legislación de cada país marca sus condiciones en función de los modelos de familia contemplados.

Los gays y los hombres solteros disponen de menos opciones que las parejas heterosexuales y las mujeres solas. Acuden generalmente a Canadá o Estados Unidos, países que admiten cualquier persona independientemente de su condición sexual y de su estado civil.

Se puede consultar la tabla: Modelos de familia aceptados para gestación subrogada.

¿Una pareja gay puede adoptar aunque no esté casada?

Sí, pero todo depende de la legislación de cada país. Actualmente, solo 26 Estados autorizan la adopción homoparental conjunta en todo su territorio.

Habrá que consultar los requisitos de cada Estado para comprobar si el matrimonio es una condición necesaria.

¿Cuál es la posición del Papa sobre el tema?

En la religión católica, la homosexualidad es un pecado porque no tiene la procreación como fin.

Además, no se aprueba ninguna técnica de reproducción asistida. Se considera como una forma de concepción antinatural, una desviación de la voluntad de Dios.

Por lo tanto, la Iglesia Católica no reconoce ni la relación homosexual, ni el matrimonio homosexual, ni la gestación subrogada. Tampoco aprueba la adopción para parejas del mismo sexo.

Sin embargo, el actual Papa Francisco ha manifestado la voluntad de no juzgar a los gays y de integrarlos en la sociedad.

2 comentarios

  1. usuario
    Ignacio Seguí

    Es cierto. Si escoges la gestación subrogada, la razón de que ese niño exista es tu deseo, En la adopción ese niño nace por deseo de otros y tu simplemente lo acoges porque sus “padres biológicos” no lo pueden mantener. Ambas opciones son respetables pero no tienen nada que ver.

  2. usuario
    José Fernández

    Me parece fantástico que se pueda tener un hijo biológico independientemente de la condición sexual. Uno no elige ser homosexual, es parte de la manera de ser y no debería impedir ser feliz. Igualdad de oportunidades por fin!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..{boton_dentro}