Padres gays: preguntas de los niños

¿De dónde vienen los niños? Ya de por sí todos los padres temen esta pregunta que les hará su hijo en algún momento, pero las familias homoparentales pueden tener más dudas sobre cómo explicarle esta idea a un niño que tiene dos papás.

En este artículo os damos algunos consejos para facilitar la conversación sobre el origen de los niños nacidos por gestación subrogada.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

La curiosidad de los más pequeños

Si algo caracteriza a un niño es su curiosidad, que va seguida de toda una multitud de preguntas al respecto, por lo que ésta no será una excepción. Tendrá preguntas sobre su origen y sobre porqué los otros niños de su entorno tienen una familia diferente. Ya desde pequeños ven que hay diferencias.

Es importante dejar claro que no existen diferencias en el desarrollo de los niños criados por homosexuales en comparación con aquellos criados por heterosexuales, ni tampoco les condiciona sus intereses, actividades y relaciones sociales.

Sin embargo, ser diferente, o poco común, en cualquier sentido puede causar temor, confusión e incluso frustración. Es precisamente por esto que es muy importante que los niños puedan hablar con sus padres acerca de lo que sienten y éstos respondan a sus preguntas con sinceridad, naturalidad, sencillez y calidez.

Explicarles cómo llegaron al mundo

Las preguntas de los niños y las respuestas que les pueden dar los padres variarán según la edad, por lo que es necesario adaptar las respuestas a la capacidad de comprensión del niño.

Los niños pequeños, en edad preescolar, suelen hacer preguntas sobre la madre, la figura que les falta. La mayoría de preguntas pueden ser las mismas que las de cualquier otro niño, pero el hecho de ver las familias de otros niños les suscita preguntas como las siguientes:

  • ¿Por qué yo no tengo una mamá?
  • ¿Por qué yo tengo dos papás?
  • ¿De donde salí yo?
  • ¿Cómo me tuvisteis?
  • ¿Me llevaste en tu tripita?

Éstas y otras preguntas se pueden resolver con cuentos infantiles. Gracias a ellos el niño puede entender de una forma sencilla cómo llegó al mundo.

Cuando el niño ya es más mayor, cuando está en edad escolar, ya es consciente de que su familia es diferente al resto. Es capaz de entender y ya se le puede hablar sobre la donante de óvulos y la gestante, aunque aún de forma sencilla.

En la adolescencia, que es una etapa difícil y de cambios, el hijo puede sentirse avergonzado por ser diferente al resto, principalmente por temor a las burlas. Es importante haber hablado con él antes de esta etapa para evitar sentimientos contradictorios y negativos hacia los padres. En este momento ya se pueden resolver las dudas de forma más profunda.

Responder a preguntas difíciles de los niños

Lo más importante a la hora de responder las preguntas del niño es hablarle con sencillez, sinceridad y naturalidad. Así, el niño será capaz de entender lo que le cuenten los padres, tendrá confianza en ellos por no ocultarle la verdad y lo entenderá como algo natural, no como un tema tabú.

Contar la historia de la pareja, tal y como haría cualquier pareja heterosexual, puede ayudar a que entienda que sus padres se quieren, que por eso querían tener un hijo juntos y que por ese motivo le tuvieron a él/ella.

Para que vea que su familia es diferente a muchas otras pero que hay otras familias como la suya, puede ayudarle tener contacto con niños de otras familias homoparentales, que le lean cuentos y libros en los que aparezca este modelo de familia y buscar en internet historias como la de su familia.

A medida que el niño crece, tiene que ir quedándole claro que existe diversidad familiar y que todas las personas merecen respeto, independientemente de su origen y de su opinión. Todos somos diferentes unos de otros de algún modo y no es malo, todo lo contrario.

2 comentarios

  1. avatar
    Maily

    A los adultos nos hacen sentir incómodos estas preguntas, es inevitable, pero tenemos que intentar responderlas con la mayor naturalidad posible, como bien dicen aquí. Esconder las cosas no es la solución, ni tampoco decirle al niño que ya lo entenderá cuando sea mayor o que es cosa de mayores. No son tontos, entienden las cosas, somos nosotros los que nos tenemos que adaptar a la forma de entender suya.

  2. avatar
    Joan

    Tengo claro que cuando tenga a mi niño en brazos y lo acueste a dormir le voy a leer un cuento que he comprado online para explicar la gestación subrogada en lenguaje infantil. Tengo también otro sobre la donación de óvulos. Lo veo una buena forma, al final a los niños les encantan los cuentos y les ayuda a entender la vida.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar