En casos de gestación subrogada altruista, la gestante únicamente recibe el reembolso de los gastos que le esté causando el embarazo, como por ejemplo la necesidad de comprar ropa premamá o medicación. También se tiene en cuenta el presupuesto para adaptar su alimentación, sus desplazamientos para acudir a las visitas médicas y sus pérdidas salariales si debe guardar reposo y no puede ir a trabajar.

Puedes leer el artículo completo en:    97
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.