En Panamá, no existe una ley específica sobre gestación subrogada es decir, actualmente no está ni aprobada ni prohibida. Este vacío legal hace que muchos padres de intención inicien un tratamiento de estas características allí, a pesar de las escasas garantías y la poca seguridad que ofrece de cara a velar por el bienestar del futuro bebé.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.