Gestación subrogada para parejas homosexuales en Rusia

La gestación subrogada, erróneamente conocida como vientre de alquiler o maternidad subrogada, solamente está permitida en Rusia para parejas heterosexuales y mujeres solteras, lo que excluye a las parejas homosexuales y los hombres solos. La adopción tampoco es posible, ya que la legislación no permite que los extranjeros homosexuales adopten bebés rusos si en su país de origen es legal el matrimonio igualitario.

En lo que sigue se detallan los aspectos más importantes en torno a la regulación de la gestación subrogada en Rusia y los problemas legales a los que se enfrentaría una pareja gay si recurriese a esta técnica de forma ilegal en dicho país. Como veremos, los requisitos en Rusia son muy similares a los establecidos en Ucrania, su país vecino.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué dice la ley rusa sobre gestación subrogada?

La Asamblea Federal de Rusia aprobó en noviembre de 2011 la propuesta de ley titulada “Por la salud y la protección de los ciudadanos de la Federación Rusa”. En ella, se especifica en qué casos es legalmente posible recurrir a la reproducción asistida, así como las técnicas permitidas. Para saber más, recomendamos visitar el siguiente artículo: ¿Cómo funciona la gestación subrogada en Rusia?

No obstante, las bases legales que se aplican a los tratamientos de reproducción asistida continúan estando fundamentadas en la Ley para la Protección de la Salud Ciudadana. Así pues, la ley rusa de reproducción asistida, que es la normativa que regula también la gestación subrogada y la ovodonación, establece desde entonces que:

  • Solo pueden acceder a dicho tratamiento las parejas heterosexuales y mujeres solas, al igual que al resto de técnicas de reproducción asistida.
  • Debe haber una incapacidad médica para gestar: problemas uterinos, ausencia de útero, fallos repetidos de FIV, embarazo de riesgo por alguna enfermedad, etc.
  • La gestante tiene un tiempo establecido para pensar si quiere quedarse con el bebé o renuncia a la maternidad.

Por lo tanto, el contrato de gestación subrogada solo es válido en estos casos y si la gestante renuncia por escrito a la maternidad del niño, en cuyo caso se hace el traspaso de la maternidad a los padres de intención, que serán los padres legales del niño.

Para que los padres de intención puedan salir de Rusia y volver a España con el bebé, es necesario tener este documento de renuncia de la gestante y el certificado del parto, donde debe aparecer el nombre de la gestante.

Situación de la homosexualidad en Rusia

Para entender por qué las parejas homosexuales no se contemplan entre las personas que pueden acceder a la gestación subrogada en Rusia, es necesario contextualizar hablando sobre la situación de la comunidad LGBT en el país.

Durante mucho tiempo, ser homosexual ha sido considerado en este país como un tema tabú e incluso objeto de persecución, especialmente durante el periodo que comprende los años 1917 a 1933.

A partir de 1933, se dio un paso hacia delante en este sentido con la legalización de la misma. No obstante, todavía existe discriminación en diversos ámbitos. De hecho, continúa vigente la Ley rusa contra la propaganda homosexual.

A día de hoy, los derechos reproductivos de estas parejas están muy limitados, incluyendo el derecho a adopción conjunta, debido a que la opinión pública rusa se encuentra entre las más reticentes del mundo a su aceptación.

Es por ello que, como consecuencia de esta tendencia anti-LGBT presente en el país, las parejas homosexuales podrían tener que enfrentarse a serios problemas a nivel legal a la hora de traer a su bebé a casa.

Gestación subrogada vs. adopción

Como se ha comentado, Rusia no es un país favorable a la formación de familias por parte de parejas homosexuales. En el caso de la gestación subrogada, ya hemos visto que tan solo se permite a las parejas heterosexuales casadas y las mujeres solteras.

En este sentido, muchas parejas gays españolas que eligen Rusia como destino para tener un hijo se plantean la adopción tradicional como segunda opción por cuestiones relacionadas con la cercanía geográfica del país, lo que puede reducir en gran medida el coste de todo el proceso.

No obstante, conviene aclarar que la adopción de niños rusos es ilegal para ciudadanos extranjeros solteros si éstos proceden de un país en el que está legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo. En cualquier otro caso, una pareja heterosexual casada o una persona sola, ya sea hombre o mujer, podría adoptar.

Esta normativa afecta a las parejas homosexuales españolas que deseen adoptar a un bebé ruso, puesto que en España sí se permite el matrimonio homosexual desde el 3 de julio de 2005. Todo esto hace que Rusia no sea un país recomendado para aquellas parejas gays que deseen formar una familia, ya sea mediante un embarazo subrogado o adopción.

Registro del bebé y otros problemas legales

No es recomendable que acuda una pareja homosexual a hacer un proceso de gestación subrogada en Rusia por los múltiples problemas que les pueden surgir a nivel legal.

En primer lugar, el contrato de gestación subrogada no sería válido, ya que la ley rusa establece que este modelo de familia no puede acceder a este tipo de tratamiento ni a ningún otro de reproducción asistida.

En segundo lugar, una vez nacido el niño no podría salir de Rusia puesto que no se reconoce la filiación a la pareja. Esto puede poner al bebé en una situación precaria si la gestante no quiere quedárselo, ya que podría acabar en un orfanato o en una casa de acogida.

Por lo tanto, en caso de que se ofrezca a una parejas homosexual realizar la gestación subrogada en Rusia ésta debe ser consciente de que todo ser haría saltándose la ley y mintiendo, con la consiguiente inseguridad legal.

Está en juego la seguridad del bebé, que es siempre el mayor perjudicado si las cosas salen mal, por lo que sería una irresponsabilidad muy grande por parte de los padres de intención.

La gestación subrogada debe hacerse siempre siguiendo la ley establecida en el país, y es importante recordar que el desconocimiento de dicha ley no exime de responsabilidad ni de su cumplimiento. Es precisamente por esto que los padres de intención deben informarse bien de las condiciones y restricciones del destino antes de iniciar el proceso.

Diferencias y similitudes con Ucrania

A la hora de plantearse la posibilidad de iniciar un proceso de gestación subrogada en Rusia, son muchas las personas que también consideran la opción de hacerlo en Ucrania dada la proximidad geográfica de ambos países.

En primer lugar, Ucrania tampoco es un país recomendado para parejas homosexuales, puesto que la legislación únicamente contempla el acceso de las parejas heterosexuales casadas, lo que excluye a otro tipo de familias como ocurre en el caso de Rusia.

Asimismo, es requisito indispensable que entre los pacientes haya una mujer (la madre de intención) que pueda demostrar la presencia de una razón médica por la cual no puede quedarse embarazada o llevar un embarazo a término. Para ello, debe presentarse un certificado médico español.

En Ucrania, la homosexualidad es legal desde el año 1992. No obstante, no se reconocen ni el matrimonio entre personas del mismo sexo ni las uniones civiles. Tampoco está permitido que estas familias adopten bebés.

En el caso de la adopción de niños ucranianos para parejas homosexuales extranjeras, el Código de Familia establece que únicamente pueden hacerlo aquellas parejas heterosexuales que estén casadas, por lo que adoptar tampoco es una opción para las parejas gays españolas.

En el siguiente artículo, puedes informarte acerca del embarazo subrogado y las condiciones legales para llevarlo a cabo en Ucrania: Gestación subrogada en Ucrania.

Preguntas de los usuarios

Somos gays y mi pareja es infértil. ¿Podríamos recurrir a una madre de alquiler rusa justificando que es por razones médicas?

No, en cualquiera de los casos, la legislación rusa en materia de gestación subrogada no contempla la posibilidad de que las parejas del mismo sexo y los hombre solteros accedan a este tratamiento, independientemente de la causa médica por la que se desee acceder al mismo.

Somos lesbianas, no estamos casadas y queremos recurrir a la gestación subrogada en Rusia. ¿Podría una de las dos empezar el tratamiento como madre soltera y la otra adoptar en España?

En efecto, la gestación subrogada está permitida para mujeres solteras en Rusia. Por ello, es una posibilidad siempre y cuando el óvulo empleado sea propio y exista un contrato de gestación subrogada mediante el que quede claro que la gestante rusa renuncia a la maternidad legal del niño.

Al no haber parte masculina, el cónsul podría acceder o no al registro del niño como ciudadano español, en cuyo caso la otra mujer podría iniciar los trámites de adopción. En cualquier caso, no se aconseja esta práctica debido a los riesgos para la filiación del niño que conlleva.

¿Una pareja gay española puede adoptar un bebé nacido por maternidad subrogada tradicional en Rusia si uno de los dos actúa como donante de semen?

En primer lugar, la gestación subrogada tradicional no está permitida en Rusia. En segundo lugar, la donación de semen debe ser anónima en este país, por lo que un hombre español perfectamente podría donar su semen en este país.

El problema es que la adopción no está permitida a las personas homosexuales que procedan de un país donde está permitido el matrimonio entre personas homosexuales, por lo que la legislación rusa no permitiría que la pareja adoptase al bebé.

¿La ley contempla alguna diferencia entre parejas de hombres o mujeres homosexuales en cuanto a la paternidad a través de un embarazo subrogado?

No. Explícitamente, la legislación rusa solo menciona a las parejas heterosexuales y a las mujeres solteras. En ningún momento se hace referencia a las parejas homosexuales y, en ningún caso, distingue entre parejas de hombres gays o mujeres lesbianas.

2 comentarios

  1. avatar
    June

    Claro que si hombre, hay que pensar en el niño. Que parece que solo pensamos en conseguir lo que nosotros queremos y no nos damos cuenta de que hay una vida en juego. Vergüenza debería de darle a la gente hacer prácticas ilegales y chanchullos con esto. Las cosas hay que hacerlas bien o no hacerlas.

  2. avatar
    Francesc

    Es una pena que ni Ucrania ni Rusia nos permitan a los gays acceder a la gestación subrogada, porque lo tenemos muy cerca y está muy bien regulado en otros casos… Mi marido y yo tenemos esperanzas de que lo terminen aceptando. Ánimo a los demás!!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar