Protección del bebé en caso de gestación subrogada

Hay imprevistos y complicaciones que ponen en peligro la situación del bebé nacido por gestación subrogada. Para protegerlo, es imprescindible mostrarse previsor y anticipar en el contrato todas las situaciones posibles. Por ejemplo, en caso de que los padres se separen durante el embarazo, se debe especificar quién se queda con la custodia del niño y qué pasos se deben seguir.

También se puede dar el caso de que los dos padres de intención fallezcan, por ejemplo en un accidente. Por esta razón, tienen que redactar un testamento que mencione al o a los responsables legales del bebé si llegan a faltar.

En ambas situaciones, se trata de no dejar al niño desprotegido cuando nazca.

Puedes leer el artículo completo en:    94
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.