Preparación endometrial para la transferencia de embriones

Por (embrióloga) y (ginecólogo).
Actualizado el 04/09/2018

El último paso del proceso de FIV (fecundación in vitro) es la transferencia de los embriones. Para favorecer la implantación de los mismos en la cavidad uterina y dar inicio al embarazo, es necesario preparar el endometrio, que es la capa mucosa del útero donde implantan los embriones.

En este articulo hablaremos de este tratamiento, indicado para aumentar la probabilidad de implantación y de embarazo.

El endometrio a lo largo del ciclo menstrual

Para entender cómo se lleva a cabo el proceso de preparación endometrial y las razones por las que es necesario, debemos entender cómo evoluciona el endometrio a lo largo del ciclo ovárico.

Existen dos estados principales del endometrio:

  • Etapa proliferativa, en la que el endometrio crece debido a la acción de los estrógenos, pudiendo llegar hasta los 10 mm. Este periodo abarca aproximadamente del día 1 al día 14 del ciclo, es decir, desde el inicio del ciclo hasta la ovulación (en ciclos regulares).
  • Etapa secretora, momento en el que comienza la liberación de progesterona por parte del ovario. La acción de la progesterona sobre el endometrio hace que éste adquiera el aspecto necesario para la implantación, favoreciendo así la anidación del embrión y, por tanto, la consecución del embarazo. Se produce desde el día 15 hasta el final del ciclo.

Cuando no se produce la implantación del embrión, los niveles de progesterona descienden y, como consecuencia, el endometrio se descama. Se produce así la menstruación, la cual marca el inicio de un nuevo ciclo femenino.

Si, por el contrario, se produce el embarazo, los niveles de progesterona no descienden y, por tanto, el endometrio no se desprende, razón por la cual las embarazadas no tienen la menstruación.

Favorecer la implantación

Como hemos visto, de forma natural, el endometrio adquiere un grosor y aspecto determinado durante la fase proliferativa para favorecer la implantación de los embriones.

En un proceso de fecundación in vitro (FIV) imitamos este comportamiento para que los embriones transferidos puedan implantar y dar lugar al embarazo. Para ello, se bloquea el control hormonal propio de la mujer y se administran hormonas externas.

La medicación administrada consta de varios pasos principales:

  • Primera fase: se bloquea la liberación hormonal natural por parte del ovario generalmente a través de anticonceptivos orales combinados (ACO) o también por medio de análogos de la GnRH. El ACO se administra durante un mes y, al día siguiente de terminar, se inicia directamente la segunda fase. Si decidimos optar por la opción de los análogos, estos se administran entre el primer y el tercer día del ciclo durante unos 5 días.
  • Segunda fase: consiste en la administración de estrógenos para favorecer el crecimiento del endometrio, imitando la liberación por parte del ovario cuando está madurando. Puede darse con parches o con pastillas. Lo habitual es empezar la toma entre el primer y el tercer día de ciclo.
  • Tercera fase: se receta a la mujer progesterona, generalmente en forma de óvulos vaginales, aunque también es posible darla por vía oral. Se suele administrar unos 3-5 días antes de la transferencia y hasta que su médico lo indique, aproximadamente entre la semana 12 y 20 de embarazo. Si no se logra el embarazo, se dejará la medicación.

Durante la segunda fase del tratamiento, la mujer acude una o dos veces a la consulta del ginecólogo para que éste pueda valorar el crecimiento del endometrio. En base a ello, se planifica el momento adecuado para la transferencia de los embriones y se determina cuándo se debe iniciar la administración de progesterona.

La transferencia debe realizarse cuando el endometrio presenta un aspecto trilaminar (se observan tres líneas paralelas) y un grosor aproximado de entre 7 y 10 mm. De esta forma, aumentamos la probabilidad de que los embriones implanten.

Este proceso se conoce como ciclo sustituido, ya que sustituimos el control hormonal natural por la administración de hormonas exógenas.

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

En contraposición, existe el llamado ciclo natural, que consiste en aprovechar la liberación natural de hormonas femeninas. En este caso, la mujer solo recibe suplementos de progesterona entre 3 y 5 días antes de la transferencia, pero no estrógenos ni ACO ni análogos. Aprovechamos el crecimiento endometrial propio del ciclo de la mujer.

Preparar el endometrio de la gestante

En gestación subrogada, conocida erróneamente como vientre de alquiler o maternidad subrogada, el tratamiento de preparación endometrial recae sobre la gestante, ya que es ella la que va a llevar a término el embarazo.

En este proceso reproductivo, el proceso de FIV se divide en dos partes, correspondiendo cada una a una persona:

  • Por un lado, la estimulación ovárica y la punción folicular para la obtención de los óvulos. Esta primera etapa la lleva a cabo la futura madre o la donante de óvulos en caso de que la madre no pueda aportar la dotación genética.
  • Por otro lado, la segunda parte consta de la preparación del endometrio y la transferencia de los embriones. Como ya hemos comentado, es la gestante, también llamada madre gestante o madre subrogada, la que se somete a esta parte de la FIV.

Aunque en los casos de gestación por sustitución el proceso de fecundación in vitro se realice entre dos mujeres, los pasos que se siguen son prácticamente iguales. En cualquier caso, los tratamientos siempre se deben individualizar en función de las características de cada mujer.

En el siguiente enlace puedes leer más sobre la fecundación in vitro: ¿Qué es la FIV?

Preguntas de los usuarios

Durante la preparación del endometrio, ¿es mejor hacer el ciclo natural o el ciclo sustituido?

Por Dr. Mark P. Trolice (ginecólogo).

En ciclos con embriones congelados, las tasas de embarazo por transferencia embrionaria son iguales tanto si se trata de un ciclo natural o sustituido (con medicación). Para un ciclo natural no se necesita medicación, lo que reduce el coste del tratamiento. Sin embargo, fijar una fecha de transferencia con precisión resulta más complicado que un ciclo sustituido.

¿Cuáles son los síntomas de la medicación para preparar el endometrio?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La medicación que se administra para la preparación del endometrio es hormonal y, por tanto, los síntomas o efectos que puede causar están relacionados con la hinchazón abdominal, retención de líquidos, cansancio, etc.

En cualquier caso, no son síntomas graves ni de gran intensidad. De hecho, muchas mujeres no notan cambios durante el tratamiento de preparación endometrial.

¿La gestante puede negarse a hacer el ciclo sustituido y exigir el ciclo natural?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Las exigencias que puede llegar a hacer la gestante deben estar estipuladas en el contrato de gestación subrogada. En cualquier caso, se recomienda seguir las indicaciones del médico, pues como especialista, es él quien ha estudiado las características de su ciclo menstrual y su endometrio. Por tanto, sabrá qué tratamiento ofrece mayor probabilidad de embarazo.

Lectura recomendada

La preparación endometrial puede realizarse tanto en tratamientos en los que se transfieren embriones en fresco como cuando son congelados. En este último caso, el protocolo es ligeramente diferente. Puedes leerlo aquí: Transferencia de embriones congelados.

Como hemos comentado, el tratamiento para preparar el endometrio se indica para favorecer la implantación. Si quieres leer más sobre este proceso, te recomiendo visitar este enlace: ¿Cómo ocurre la implantación?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dr. Mark P. Trolice
Dr. Mark P. Trolice
Ginecólogo
Doctor en Medicina, con especialidad en Ginecología y Obstetricia, por la Rutgers Robert Wood Johnson Medical School de Nueva Jersey (EE. UU.). Profesor asociado en el Departamento de Ginecología y Obstetricia de la University of Central Florida College of Medicine. Director de la clínica Fertility Care: The IVF Center. Título de Top Doctor in America. Más sobre Dr. Mark P. Trolice
Nº de colegiado en Florida: ME 78893

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.