¿Qué incluye un presupuesto completo de gestación subrogada?

Recurrir a la gestación subrogada suele ser un proceso largo y costoso. Por eso, entender punto por punto un presupuesto detallado de gestación subrogada ayudará a que los futuros padres se den cuenta de la magnitud de los medios técnicos y humanos que intervienen en el proceso, más allá de la participación de la gestante. También les permitirá anticipar el dinero que necesitarán antes de empezar el tratamiento.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Presupuesto relacionado con la gestante

Si todavía no están familiarizados con el proceso de gestación subrogada, los futuros padres se limitan generalmente a pensar en los gastos de la gestante. Al recibir un presupuesto detallado por primera vez, se ven de repente frente a una previsión de gastos que va mucho más allá.

Por supuesto, la mujer que va a ofrecer su capacidad de gestar es la protagonista de esta técnica de reproducción asistida. Es natural que los padres de intención tengan muy presente la necesidad de cubrir sus gastos y de ofrecerle una compensación económica.

Sin embargo, no siempre son conscientes de todo lo que implica. Por esta razón, un presupuesto completo deberá presentar el detalle de los gastos básicos y una estimación de los gastos variables.

¿Remuneración o reembolso de gastos?

Cuando se piensa en la gestante, tal vez por la designación peyorativa de madre de alquiler o vientre de alquiler, se suele pensar únicamente en la remuneración o compensación económica que va recibir por ofrecer su capacidad de gestar a terceros, especialmente si la gestación subrogada es comercial.

En el caso de una gestación subrogada comercial, la compensación atribuida a la gestante puede incrementarse si tiene experiencia previa.

Si la gestante es altruista, no recibirá ningún pago por el servicio que presta pero los padres de intención cubrirán todos los gastos ocasionados por el embarazo, el parto y el tratamiento de fertilidad.

Este reembolso se suele presentar como una asignación mensual estipulada en el presupuesto inicial que le permitirá asumir el día a día del embarazo. Os detallamos a continuación los gastos que puede tener.

Gastos médicos de la gestante

Los gastos médicos de consultas y revisiones médicas forman parte de la base de lo que se debe financiar a la gestante, excepto si ya están cubiertos por un sistema de salud pública o su seguro personal.

El presupuesto también incluye un acompañamiento en el parto, con los servicios opcionales de una comadrona y todo lo necesario para que la gestante gestione su embarazo de forma serena y segura.

Asimismo, es muy probable que la gestante tenga gastos relacionados menos directamente con el embarazo pero que pueden resultar esenciales para su bienestar, como el recurso a medicinas alternativas como quiropráctica, acupuntura, masajes…

En el plano psicológico, lo normal es que haya que costearle una terapia de seguimiento para ayudarla a sobrellevar el proceso vital de llevar el bebé de otra persona en su útero.

Gastos asociados al embarazo

Hay gastos que, sin ser médicos propiamente dicho médico, mantiene una relación clara con la gestación:

  • Desplazamientos y alojamiento
  • Ropa premamá

El alojamiento puede ser puntual, por ejemplo un par de noches en un hotel después de la transferencia embrionaria si la gestante vive lejos de la clínica, o más duradero. En Ucrania por ejemplo, no es raro que se alquile para la gestante un alojamiento cercano a la clínica a partir del 7o mes de la gestación.

Si la gestante tiene una actividad profesional, tendrá que ser compensada por los días de trabajo perdidos. Esto incluye los días perdidos para:

  • El proceso de encuentro con los padres de intención (de haberlo)
  • El tratamiento de FIV y la transferencia embrionaria
  • Las citas médicas requeridas por el obstetra
  • La restricción de actividades y el reposo en cama si produce por orden médica

Puede ocurrir que el presupuesto prevea un límite a dicha compensación.

También habrá que pagar si, por su estado de gravidez, la gestante requiere ayuda para cuidar de sus propios hijos y para las labores domésticas.

Indemnización en caso de imprevisto médico

El embarazo es un fenómeno biológico y pueden surgir circunstancias no previstas.

Por eso se suele prever una compensación económica adicional si la gestante sufre un daño físico que afecte la integridad de su cuerpo o una intervención no prevista. Se podría tratar de una indemnización por:

  • Aborto selectivo (reducción fetal)
  • Intervenciones no previstas como cerclaje cervical o parto por cesárea
  • Procedimientos invasivos
  • Compensación en caso de abandono del tratamiento: ciclo abandonado, terminación del embarazo, embarazo ectópico
  • Compensación en caso de daño físico: pérdida del útero, pérdida de la trompa

También es lo normal atribuir una compensación extra en caso de mellizos, dado que el embarazo gemelar puede ser responsable de complicaciones añadidas y de parto prematuro.

Para más información sobre los riesgos y por qué no se recomienda el embarazo gemelar, podéis leer: Riesgos del embarazo gemelar.

Un presupuesto detallado hará constar los costes de las indemnizaciones posibles.

Después del parto

El papel de la gestante no termina necesariamente con el parto. Ciertos destinos y agencias ofrecen como opciones la posibilidad de que el bébé disfrute de las ventajas de la leche materna.

Puede tratarse de una lactancia en persona o a distancia. En tal caso, la gestante se saca la leche y la agencia se encarga de hacerla llegar a los padres de intención.

Gastos imprescindibles del presupuesto

Más allá del presupuesto relacionado con la gestante, los futuros padres deben saber que algunos gastos son imprescindibles, mientras otros surgen según las necesidades específicas de los padres de intención y las circunstancias de un proceso tan complejo.

Si os interesa iniciar un tratamiento de gestación subrogada, podéis acudir a la plataforma Surrofair para recibir presupuestos de empresas de confianza.

Algunos gastos del presupuesto son totalmente ineludibles porque son inherentes al proceso de gestación subrogada. En cambio, otros son opcionales o más circunstanciales. Un presupuesto detallado deberá indicar de forma exhaustiva lo que está incluido en el precio.

Os detallamos a continuación qué gastos son imprescindibles.

El tratamiento de fertilidad

El tratamiento de fertilidad es un paso completamente imprescindible dado que se trata de una técnica de reproducción asistida.

La gestación subrogada completa, la que se recomienda a padres de intención internacionales, requiere una fecundación in vitro en la que se emplearán los gametos de los padres de intención (y, en su defecto, de donantes).

Existe la posibilidad de la gestación subrogada tradicional que implica un tratamiento de fertilidad menos invasivo y menos costoso, pero no se suele practicar.

En algunos destinos, la modalidad tradicional está incluso prohibida mientras en otros simplemente se desaconseja porque hace que los trámites legales se vuelvan más complejos e inseguros.

Podéis entender mejor la diferencia entre las dos técnicas leyendo: Tipos de subrogación uterina.

Un presupuesto exhaustivo debe precisar si están incluidos:

  • Los medicamentos (tratamiento hormonal)
  • Las ecografías
  • Los análisis
  • El material médico

Necesidad de una donación de gametos

Se marcará una importante diferencia de presupuesto si los óvulos empleados para la creación de los embriones proceden de una donante.

Es el caso de las mujeres que no pueden emplear sus propios óvulos o de las parejas gays que necesitan sí o sí la contribución de una donante.

El presupuesto detallado deberá indicar si toma en cuenta todo los aspectos de la donación de óvulos:

  • Pruebas previas a la donante (evaluación psicológica y médica)
  • Compensación económica (puede subir si la donante tiene experiencia previa)
  • Estimulación ovárica
  • Medicamentos
  • Punción
  • Monitoreo
  • Abogado de la donante
  • Desplazamiento y alojamiento de la donante (en caso de que sea necesario)

Todos estos factores encarecen necesariamente la FIV.

Trámites legales y administrativos

La parte legal y administrativa es posiblemente la parte más compleja de un proceso de gestación subrogada, especialmente en el caso de padres de intención internacionales que la realizan en un país diferente a su país de residencia.

Los gastos jurídicos cubren la preparación del contrato de gestación subrogada. Hay que contar unos gastos de revisión, para que el abogado de la gestante (financiado por los padres de intención) compruebe las cláusulas del mismo.

Un asesoramiento legal también es necesario para conseguir los documentos postparto según el protocolo correcto.

Un abogado en el país de destino será particularmente necesario cuando la filiación se establece por sentencia judicial. Los padres de intención necesitarán entonces a un representante legal para el juicio. También deberán pagar las correspondientes tasas judiciales.

Las tasas serán mayores en caso de embarazo múltiple.

Los padres de intención deberían prever un asesoramiento legal tanto en su país de origen como en el país escogido, para asegurarse que siguen los pasos necesarios para el reconocimiento de la filiación con su bebé.

Seguimiento del embarazo y parto

Los padres de intención deberán por supuesto cubrir todos los gastos habituales para el correcto seguimiento del embarazo de la gestante, es decir las ecografías y revisiones ginecológicas comunes a todos los tipos de embarazos.

Para saber más acerca de las pruebas que se practican a la gestante durante el embarazo subrogado, podéis consultar el artículo: Pruebas médicas a la gestante antes y durante el embarazo.

Si la gestante no tiene seguro que cubra la estancia en el hospital y el parto, son gastos que deberán ser asumidos por los padres de intención.

Después del parto, los padres se hacen cargo de su bebé, es decir que cubren todas las necesidades del recién nacido.

Gastos opcionales generalmente incluidos

Según el destino elegido, las técnicas complementarias y la autonomía de los padres de intención, hay una categoría de gastos que no son tan básicos como los mencionados anteriormente.

Sin embargo, a la hora de pedir un presupuesto a un asesor o a una agencia, suelen figurar desde el presupuesto inicial porque son frecuentes en los tratamientos de gestación subrogada.

Honorarios de la agencia

Los servicios de una agencia no son totalmente imprescindibles, aunque sí altamente recomendables. Al realizar el proceso en un país extranjero, es muy arriesgado prescindir de la agencia porque es muy probable que los padres de intención no conozcan bien el idioma y los usos. Al elegir una agencia seria, es más difícil que las cosas salgan mal.

Para valorar las dos opciones, te puedes guiar por nuestro artículo: ¿Contratar una agencia de gestación subrogada o hacerlo por tu cuenta?

El papel de la agencia puede variar según el destino, pero se trata principalmente de un trabajo de coordinación entre los padres, la gestante, la donante de óvulos (si la hubiese) y los demás profesionales que van a intervenir en el proceso.

Un parte muy importante de su trabajo es la selección de una gestante adecuada. Para conseguirlo, la agencia se encarga en principio de:

  • Asegurarse de que está convenientemente informada y preparada para ser gestante
  • Programar una evaluación psicológica a la gestante (y a su pareja si la tiene)
  • Programar una evaluación médica, que incluye una prueba de enfermedades contagiosas a ella y a su pareja (de haberla)
  • Conseguir un certificado de antecedentes penales de la gestante
  • Visitar su hogar

Un presupuesto adecuadamente detallado debería hacer constar que todos estos servicios están incluidos. Si no es el caso, los futuros padres deberán informarse de los precios si hay servicios facturados aparte.

La agencia suele proponer suplementos para garantías adicionales como el cambio de gestante si la primera no supera las evaluaciones psicológicas y médicas.

Técnicas opcionales del tratamiento de fertilidad

Es muy probable que después de la FIV, los padres de intención quieran congelar los embriones conseguidos para un uso posterior en caso de fracaso de la FIV o si prevén que en un futuro van a querer otro hijo por gestación subrogada.

El coste de la congelación (o vitrificación) se suele indicar en el presupuesto inicial de la clínica incluso si se trata de una opción porque es muy común que la elijan los futuros padres. En efecto, la transferencia de embriones congelados tiene un precio inferior al del proceso completo de FIV y saldrá más económica en caso de fracaso de la primera transferencia.

Si la tarifa sólo propone una única transferencia, los padres de intención que deseen la vitrificación deberán pedirla aparte o, en caso de fracaso, volver a empezar todo el procedimiento médico de la FIV (lo cual puede suponer un viaje adicional). El posterior mantenimiento de los embriones congelados también se suele facturar aparte y suele tener un precio anual.

Es frecuente que las clínicas propongan paquetes de transferencias ilimitadas que incluyen la vitrificación y transferencias de embriones congelados hasta que se consiga el embarazo o hasta que se agoten los embriones congelados.

También existen paquetes de embarazo garantizado al 100%, con número de FIV ilimitado. En la práctica, el precio de partida es más caro, por lo cual el tratamiento saldrá más caro si se consigue el embarazo a la primera pero más económicos si se requieren varios intentos.

Hay más técnicas opcionales para las cuales las clínicas suelen indicar precios porque saben que los padres de intención quieren poner todas las posibilidades de su parte.

Es el caso del DGP (diagnóstico genético preimplantacional) cuyo precio puede variar en función de los pares de cromosomas analizados o en función de la cantidad de embriones analizados.

En países que autorizan la selección del sexo del bebé, el precio por este servicio suele estar mencionado desde el presupuesto inicial.

Técnicas opcionales de seguimiento del embarazo

La pruebas adicionales de seguimiento del embarazo se solicitan y facturan aparte pero es común que el presupuesto inicial mencione su coste.

Se suele tratar de pruebas genéticas para detectar posibles anomalías, por ejemplo el análisis de vellosidades coriónicas, la amniocentesis o el test de translucencia nucal.

Son pruebas opcionales pero que se practican habitualmente ya que los contratos de gestación subrogada suelen contemplar las decisiones que tomar en caso de anomalías genéticas du bebé.

Cuenta de fideicomiso y gestor

En ocasiones, para facilitar las transacciones y ofrecer garantía de pago, se va a crear una cuenta de fideicomiso para administrar con más comodidad las importantes cantidades de dinero que se encuentran en juego y asegurarse de que llegan a su destino.

La remuneración para los servicios del gestor tiene que venir especificada desde el presupuesto inicial.

Gastos variables según el destino elegido

Algunos gastos sólo se generan por especificidad del destino elegido.

Por ejemplo, en Estados Unidos, es absolutamente obligatorio contratar tres tipos de seguros distintos:

  • Seguro médico para la gestante (o una extensión de la cobertura de su póliza)
  • Seguro médico para el bébé
  • Seguro de vida de la gestante

Un presupuesto detallado en este destino suele indicar la cantidad a pagar para el seguro médico de la gestante. En cambio, no es habitual que incluyan estimaciones para el seguro de vida de la gestante o el seguro del bebé.

Ante la duda, se aconseja preguntar y hacer previsiones para todo lo que se tenga que pagar aparte.

Gastos no incluidos en el presupuesto

Para terminar, hay gastos que quedan fuera del presupuesto porque no forman parte del proceso de gestación subrogada en sí, sino que nacen de las circunstancias.

Hay que tenerlos en cuenta porque suelen representar un porcentaje del precio final más considerable de los que se podría pensar.

Desplazamientos y alojamientos

En el presupuesto inicial no suelen figurar los desplazamientos y el alojamiento de los futuros padres en el país donde se realiza la gestación subrogada porque dependen de demasiadas variables: lugar de partida, lugar de destino, medio de transporte, duración de la estancia, tipo de alojamiento, época del año…

Sin embargo, se van a necesitar un mínimo de viajes al país de destino. Habitualmente, lo mínimo recomendado son dos:

  • Para el tratamiento de fertilidad
  • Para el parto

Sin embargo, pueden ser necesarios otros desplazamientos para conocer a la gestante o elegir una clínica de fertilidad. Si los padres de intención y la gestante mantienen una relación de amistad, pueden decidir pasar más tiempo juntos, por ejemplo para que los padres estén presentes en las revisiones médicas de seguimiento del embarazo.

Aparte del gasto del viaje en sí entre el país de origen y el país de destino, habrá que sumar gastos como:

  • Seguro de asistencia en viaje
  • Alojamiento
  • Alimentación
  • Desplazamientos dentro del país (transporte público, coche de alquiler, gasolina…)

Imprevistos

Como el nombre indica, los imprevistos son imposibles de anticipar. El presupuesto puede incluir compensaciones a la gestante para las complicaciones más frecuentes, pero podrá difícilmente abarcar todas las situaciones que se pueden presentar.

Si el bebé sufre una complicación médica al nacer o si el parto es prematuro, por ejemplo, tendrá que pasar más tiempo en el hospital y requerirá cuidados extra (como una incubadora).

Además, los padres tendrán que alargar su estancia hasta que se le dé el alta y esté en condiciones de viajar, con todo lo que eso implica a nivel de gastos no previstos.

Es la razón por la que se recomienda a los padres de intención que dispongan de un colchón económico de un 10 o 15% del precio estimado inicialmente.

Preguntas de los usuarios

¿Debo desconfiar si la agencia de gestación subrogada o la clínica no me da un presupuesto detallado?

A veces, la agencia o la clínica no proporciona un presupuesto completo desde el primer contacto, sino que propone paquetes, fórmulas o programas sin entrar necesariamente en detalle para no abrumar a los padres de intención con un exceso de información especializada.

Sin embargo, si los futuros padres piden expresamente un presupuesto detallado o aclaraciones, es el deber de la agencia o de la clínica proporcionarle una información exhaustiva contemplando diferentes opciones y situaciones concretas. Los padres deben desconfiar si la empresa es reacia a proporcionar una información detallada o si promete maravillas sin considerar eventuales complicaciones.

¿Qué pasa con los imprevistos del embarazo subrogado? ¿Se pueden anticipar desde el presupuesto inicial?

Los futuros padres no siempre piensan en los imprevistos y es fundamental revisar si los escenarios contemplados en el contrato tendrán un impacto en el precio final (por ejemplo, en caso de parto prematuro, si hay necesidad de incubadora). Un presupuesto detallado contemplará los imprevistos más habituales en relación con el embarazo, pero es imposible hacer una previsión exhaustiva.

Es la razón por la que se recomienda disponer de un extra de dinero para hacer frente a los imprevistos (médicos o de otro tipo) que puedan surgir.

¿Por qué los precios pueden variar tanto en los procesos de vientre de alquiler?

Más allá de las variaciones de precios de un país a otro, los precios en gestación subrogada pueden aumentar considerablemente en un mismo país. Estas variaciones se pueden deber a la cantidad de garantías que se ofrecen a los padres de intención.

Por ejemplo, el precio del tratamiento de fertilidad aumenta si se garantizan varios intentos (lo que incluye la vitrificación de los embriones y varias transferencia de embriones congelados) o si la fórmula incluye intentos ilimitados de FIV con garantía 100% embarazo. Las agencias también pueden garantizar un cambio de gestante si la primera candidata no supera las evaluaciones médicas y psicológicas.

Lectura recomendada

Este artículo intenta concienciar a los futuros padres sobre la realidad de la gestación subrogada para que sean capaces de reconocer un presupuesto completo y de anticipar sus necesidades. Sin embargo, para que te hagas una idea de los precios, te recomendamos que leas el siguiente artículo: Precios en gestación subrogada.

Para entender el papel de los diferentes profesionales (asesores, agencias, clínicas, abogados, gestores…) que podrían intervenir, puedes hacer clic en el siguiente enlace: Profesionales en gestación subrogada.

Contrariamente a lo que se podría pensar, el dinero destinado a la gestante, incluso si la gestación subrogada es comercial, no representa un porcentaje excesivamente elevado con respecto al precio final. Para saber mejor qué cubre el pago a la gestante, se puede consultar: Pago a la gestante.

Recurrir al DGP aumenta significativamente los precios del tratamiento de fertilidad. ¿Sabes lo que es el DGP? Descúbrelo aquí: ¿Qué es el diagnóstico genético preimplantacional?

2 comentarios

  1. avatar
    OliviaAl

    Buenas tardes. Una pregunta. Mi marido y yo estamos en fase de información y hemos contactado con varias agencias en diferentes países del mundo. Hemos recibido presupuestos pero ninguno es tan detallado como se explica en el artículo. Incluso hay agencia que apenas nos han dicho nada y que quieren organizar un Skype para hablarlo de viva voz. A nosotros nos gustaría más disponer de información escrita porque nos resulta mucho más fácil comparar. ¿Qué debemos hacer para conseguir presupuestos tan completos como los que dicen? Gracias por la ayuda.

    • avatar
      Isabelle GuttonEspecialista en gestación subrogada

      Buenas tardes OliviaAl,

      Efectivamente, la información inicial depende de la manera de trabajar de cada empresa. Si estáis más a gusto con información escrita, tenéis todo el derecho del mundo de pedirla y debéis sentiros a gusto con el procedimiento de la empresa. Os sugiero insistir y pedir un presupuesto más completo si sentís que la primera información se queda muy escueta. Por otra parte, una buena forma de proceder es apuntar todas vuestras dudas y plantearlas a la empresa, sea por escrito, por Skype o por teléfono. La gestación subrogada es un proceso largo, costoso, y se trata del nacimiento de vuestro futuro hijo, así que no dudéis en dedicar un poquito más de tiempo para pensar las cosas con calma.

      Os adjunto aquí una lista de preguntas que podríais plantear a la agencia. Las respuestas os deberían ayudar a sentiros en confianza y a hacer una estimación realista de los gastos. Seguid el enlace: ¿Cómo elegir la agencia de gestación subrogada?

      Por otra parte, si estáis ahora mismo en fase de información, os aconsejo visitar la plataforma especializada Surrofair que os permitirá poneros en contacto con profesionales de confianza en diferentes países del mundo. También podéis buscar la ayuda de la asistente virtual Lucy, que os asesorará para elegir el destino que mejor se adapta a vuestro caso.

      ¡Suerte!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar