Esterilidad e incapacidad para gestar: causas y posibles soluciones

Por (embrióloga), (directora de babygest) y (embrióloga).
Actualizado el 08/05/2019

Existen muchos tipos de infertilidad tanto masculina como femenina, aunque sin duda uno de los tipos más graves es aquel que impide a la mujer llevar a término un embarazo.

Las mujeres que tienen incapacidad para gestar solamente podrán ser madres mediante la adopción o la gestación subrogada, una técnica que genera mucho debate y que está prohibida en España.

Una de las ventajas de la gestación por sustitución con respecto a la adopción es que la primera ofrece la posibilidad de tener un hijo biológico si la mujer conserva los ovarios en buena estado.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Causas de infertilidad

Aproximadamente una de cada seis parejas en edad reproductiva tiene problemas para conseguir el embarazo. Es lo que se conoce como problemas de fertilidad, esterilidad o infertilidad.

Las causas que pueden llevar a la infertilidad son muy variadas y pueden afectar tanto a la mujer como al hombre o incluso a ambos.

Muchos de los problemas para lograr el embarazo se deben a la presencia de alteraciones en los gametos (óvulos y espermatozoides) que impiden la fecundación. No obstante, también pueden existir problemas uterinos que dificulten la implantación del embrión.

Por otra parte, también puede suceder que la mujer tenga otros problemas de salud que conlleven la incapacidad de llevar a término el embarazo, ya sea por anomalías en el útero, ausencia del mismo, enfermedades sistémicas graves o cualquier otro problema médico.

¿Cuándo hay una incapacidad para gestar?

En este artículo nos vamos a basar en aquellos problemas de fertilidad graves que impiden a la mujer conseguir y/o llevar a término una gestación sin que ello implique ningún riesgo para su salud y la de su futuro hijo.

En general, las indicaciones para recurrir a la gestación subrogada o a la adopción de un menor para convertirse en padres se pueden clasificar de la siguiente manera:

Ausencia de útero

Las mujeres que no tienen útero no van a poder gestar a un bebé por razones evidentes, ya que éste es el órgano principal para la reproducción. Sin útero, no hay lugar donde albergar al embrión y, por tanto, la implantación no puede ocurrir.

Es posible que la mujer haya nacido sin útero por algún problema en la embriogénesis. Esta ausencia de útero congénita es conocida como síndrome de Rokitansky.

También puede pasar que la mujer haya sufrido una pérdida del útero mediante una intervención quirúrgica llamada histerectomía. En este caso hablamos de una ausencia de útero adquirida, ya que la mujer sí tenía útero pero éste ha sido extirpado por razones médicas.

Las mujeres con el síndrome de Rokitansky sí que suelen tener ovarios funcionales. Sin embargo, en el caso de la histerectomía, es posible que haya sido también necesario extirpar los ovarios de la mujer, por lo que sería preciso recurrir a una donación de óvulos en caso de someterse a un proceso de gestación subrogada.

Anomalías uterinas

Como hemos dicho, el útero es el órgano femenino donde se desarrolla el embrión durante el embarazo, por lo que la presencia de alteraciones graves en su forma o funcionalidad también pueden dificultar la implantación y la evolución del feto hasta el parto.

Algunas de estas alteraciones son las siguientes:

Es importante destacar que, al contrario de lo que ocurre con la ausencia de útero, las alteraciones uterinas no siempre impiden el embarazo. Únicamente en los casos más graves y, tras intentar otras opciones, la mujer tendrán que plantearse adoptar o recurrir a la subrogación gestacional.

Fracasos repetidos de FIV

Haber pasado por diversos tratamiento de reproducción asistida sin haber conseguido el éxito también es uno de los motivos por los que la mujer o la pareja decide buscar alternativas para tener hijos.

Los ciclos de fecundación in vitro (FIV) suponen un estrés y un desgaste psicológico inmenso para la mujer y es normal que después de varios fallos de implantación no se vea con más fuerzas para enfrentarse a un nuevo ciclo.

En este apartado también podemos incluir los abortos de repetición. En este caso, la mujer sí que consigue embarazarse de manera natural o mediante tratamientos de fertilidad, pero sufre continuos abortos espontáneos que le impiden conseguir una gestación a término.

La frustración y angustia generada tras numerosos intentos fallidos puede crear un desgaste emocional que borre de la mente de los futuros padres la idea de tener un hijo. Sin embargo, es importante que tengan presente que todavía les queda una salida para tener hijos biológicos: la gestación subrogada.

Puedes leer más sobre esto en el siguiente artículo: Los fallos repetidos de FIV.

Contraindicación médica del embarazo

Existen enfermedades graves no relacionadas con la procreación o la fertilidad que, aunque no impiden a la mujer quedarse embarazada, requieren medicación especial no compatible con la gestación.

También hay situaciones en las que el embarazo está totalmente contraindicado porque puede agravar la enfermedad o causar problemas serios de salud e incluso la muerte, tanto de la madre como del feto. Por ello, en función de la gravedad de cada situación, el especialista puede "prohibir" a la mujer quedarse embarazada.

En el siguiente vídeo vemos el testimonio de una pareja que necesita la gestación por sustitución debido a la enfermedad rara que padece ella, por la que quedarse embarazada supondría un grave riesgo para su salud:

Algunos ejemplos de enfermedades en las que, en caso grave, el embarazo puede estar contraindicado son: enfermedades autoinmunes como el lupus, alteraciones de la coagulación como las trombofilias, enfermedades cardiovasculares como el síndrome de Marfan, anomalías neurológicas como la epilepsia, etc.

Incapacidad biológica para la concepción

Aquí podemos incluir a los hombres solos y a las parejas homosexuales masculinas, ya que por su condición biológica no disponen de un útero en su aparato reproductor para poder gestar a un bebé.

Esta condición también se conoce como infertilidad estructural. Realmente esto hombres no tienen ningún problema de fertilidad, solamente que no disponen de útero ni de óvulos para completar el proceso de la reproducción, por lo que tendrán que recurrir a una mujer gestante y a una donante de óvulos.

También existe la opción de la adopción monoparental u homoparental para ser padres.

Alternativas para ser padres

A lo largo del artículo ya hemos ido comentando las opciones que tienen las personas con dificultad o imposibilidad de conseguir un embarazo a término para poder ser padres.

Las detallamos a continuación:

Gestación subrogada

La gestación subrogada, conocida vulgar y ofensivamente como vientre de alquiler, es un tratamiento de reproducción asistida en el que una mujer (la gestante) se ofrece voluntariamente a gestar al hijo de una mujer, hombre o pareja que no tiene esta capacidad.

En función de cada situación, la elección de la gestación subrogada puede ser:

La primera opción
en casos de ausencia de útero, ya sea congénita o quirúrgica, o de contraindicación médica del embarazo. También cuando existe una esterilidad estructural, es decir, en el caso de las parejas gays u hombres solos.
La segunda opción
cuando, tras numerosos fallos en tratamientos reproductivos previos, se decide iniciar un proceso de subrogación uterina como alternativa final para tener un hijo. Suelen ser casos de abortos recurrentes o fallos reiterados de implantación.

Dada la incapacidad biológica de un hombre para gestar, la gestación subrogada es la única opción que permite a las parejas homosexuales masculinas y a los hombres solos tener un hijo con su carga genética.

La gestación subrogada es el tratamiento de reproducción asistida que más engaños y dudas genera. La transparencia es uno de nuestros rigurosos criterios a la hora de recomendar clínicas y agencias. Puedes usar esta herramienta para obtener un informe de situación actualizado con todos los detalles para resolver tus dudas y evitar engaños.

Adopción

Hay algunas personas más conservadoras que se sienten un poco reacias a la gestación subrogada o, también puede pasar, no pueden permitirse este proceso debido a los altos costes económicos.

Por tanto, la única opción posible que tendrían para cumplir su deseo de ser padres sería adoptar a un menor de edad. Los tipos de adopción que existen son los siguientes:

Adopción nacional
el niño que se adopta tiene nacionalidad española o es residente español en el momento de la adopción.
Adopción internacional
el menor que se adopta es extranjero, procedente de un país que tenga acuerdos de adopción con España como, por ejemplo, Rusia, China, Vietnam, la India, Colombia, etc.

Si quieres saber cuáles son las diferencias entre ambos procedimientos para tener un hijo, te aconsejamos seguir leyendo aquí: Gestación subrogada vs. adopción.

Preguntas de los usuarios

¿Me puedo quedar embarazada sin útero?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, el útero es necesario para que un embrión pueda crecer y desarrollarse hasta el momento del nacimiento. Sin útero no puede producirse un embarazo y, por tanto, la mujer no puede tener hijos ni de forma natural ni por las técnicas de reproducción asistida convencionales.

Si tengo dificultades para embarazarme y he hecho varios intentos de FIV fallidos, ¿necesito un vientre de alquiler?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La gestación subrogada es la última opción en casos de fallo repetido de FIV. Generalmente, se recurre a ella en caso de haber hecho varios ciclos de FIV con óvulos propios y con gametos de donante. Si no se consigue el embarazo o el problema es a nivel uterino, se consideraría que hay un problema médico y la gestación subrogada estaría indicada.

Si tengo el útero bicorne, ¿necesitaré la subrogación de útero para tener un hijo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No necesariamente. Si bien es cierto que esta malformación es de las más problemáticas a la hora de lograr el embarazo, no siempre impide la gestación. Además, existen opciones quirúrgicas para intentar solucionar el problema antes de recurrir a la gestación subrogada.

Puedes leer más al respecto aquí: Incapacidad de gestar por problemas uterinos.

Si me han hecho una histerectomía pero conservo los ovarios, ¿puedo usar mis óvulos para el vientre de alquiler?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, la ausencia de útero impide la gestación, pero no la fecundación in vitro si tus ovarios siguen siendo funcionales. Así, se extraerán los óvulos de tu ovario, se fecundarán en el laboratorio con el semen de tu pareja o el de un donante y, posteriormente, el embrión generado será transferido al útero de la gestante para que ésta pueda llevar a término el embarazo y dar a luz.

De esta forma, una mujer sin útero puede tener hijos biológicos, es decir, hijos con su dotación genética.

¿Qué opciones tengo para ser madre si no tengo útero?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Las mujeres sin útero que quieren ser madres tienen tres opciones:

  • La adopción: les permite tener un hijo no biológico.
  • La gestación subrogada: les permitiría tener un hijo biológico si disponen de ovarios, siempre y cuando sea posible utilizar sus óvulos.
  • El trasplante de útero: es una técnica muy compleja y, a día de hoy, aunque ya ha habido nacimientos, todavía se considera experimental.

Aquellas mujeres que, además, no dispongan de ovarios funcionales también tendrán que recurrir a la donación de óvulos.

¿En qué destinos es necesario demostrar la imposibilidad de embarazo para poder recurrir a la maternidad subrogada?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

Rusia, Estados Unidos, Canadá, Grecia, Georgia y Ucrania son los países más comunes y seguros para tener un hijo por gestación subrogada. De entre ellos, Georgia, Rusia, Ucrania y Grecia exigen que los futuros padres, conocidos como padres de intención, demuestren la dificultad para embarazarse.

Si quieres conocer las condiciones de la gestación subrogada en cada uno de estos países, puedes leer este enlace: Regulación de la gestación subrogada en distintos destinos.

Lectura recomendada

En este artículo hemos hecho un resumen de las principales razones que pueden llevar a una mujer a presentar incapacidad para gestar y, por tanto, a la necesidad de la maternidad subrogada o la adopción para tener un hijo.

¿Quieres más detalles sobre alguna de estas razones? Descúbrelos en estos artículos específicos:

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Anchan RM, Missmer SA, Correia KF, Ginsburg ES. Gestational carriers: A viable alternative for women with medical contraindications to pregnancy. Open J Obstet Gynecol. 2013 Jul 1;3(5B):24-31.

Hammarberg K, Stafford-Bell M, Everingham S. Intended parents' motivations and information and support needs when seeking extraterritorial compensated surrogacy. Reprod Biomed Online. 2015 Nov;31(5):689-96.

Preguntas de los usuarios: '¿Me puedo quedar embarazada sin útero?', 'Si tengo dificultades para embarazarme y he hecho varios intentos de FIV fallidos, ¿necesito un vientre de alquiler?', 'Si tengo el útero bicorne, ¿necesitaré la subrogación de útero para tener un hijo?', 'Si me han hecho una histerectomía pero conservo los ovarios, ¿puedo usar mis óvulos para el vientre de alquiler?', '¿Qué opciones tengo para ser madre si no tengo útero?' y '¿En qué destinos es necesario demostrar la imposibilidad de embarazo para poder recurrir a la maternidad subrogada?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Natalia Álvarez
Natalia Álvarez
Directora de Babygest
Graduada en Ciencias Empresariales por la Universidad de Alicante. Tiene más de 9 años de experiencia en el campo de la reproducción asistida y fue la creadora y directora de la primera feria de reproducción asistida de España. Es la directora de Babygest y es experta en el sector de la gestación subrogada ya que durante todos estos años ha tenido ocasión de conocer cientos de casos reales de parejas que han realizado tratamientos por gestación subrogada y a los mejores profesionales, clínicas internacionales. Más sobre Natalia Álvarez
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y la Universidad de Valencia. Más sobre Zaira Salvador

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.