La histerectomía es una intervención quirúrgica que consiste en la extirpación del útero, es decir, la pérdida completa de este órgano reproductivo. Sin útero, no puede haber implantación embrionaria y, por tanto, la mujer no puede quedar embarazada.

Existen tres tipos de histerectomía dependiendo de los órganos extirpados:

Histerectomía parcial
únicamente se elimina la cavidad uterina.
Histerectomía total o completa
se eliminan la cavidad uterina y el cuello del útero.
Histerectomía radical
se extirpan el útero, el cuello uterino y la parte superior de la vagina.

En algunas ocasiones, el tercer tipo va también acompañado de la eliminación total de las trompas de Falopio e incluso los ovarios. En este caso, la mujer no solo perdería la capacidad de quedar embarazada, sino la función ovárica. Por tanto, sería necesario emplear óvulos de donante para tener un hijo por medio de la gestación subrogada.

Puedes leer el artículo completo en:    128
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.