“Procedimiento médico en un tratamiento de gestación subrogada” por Fertility Center Las Vegas en Surrofair 2016

Fertility Center Las Vegas es un centro de reproducción asistida estadounidense en el que se realizan tratamientos de fertilidad, incluida la gestación subrogada, con gametos propios o de donante.

Bruce Saphiro, fundador y director médico de Fertility Center Las Vegas, dio una charla en Surrofair 2016, la única feria de gestación subrogada en España. En ella, habló sobre las principales técnicas empleadas en un tratamiento de gestación subrogada.

Camino hacia la paternidad en gestación subrogada

En primer lugar, es necesario hacer una consulta inicial con el médico para poder decidir cuál es el mejor plan de tratamiento para el caso en concreto y hacer las pruebas diagnósticas. Después se selecciona a la donante de óvulos o al donante de semen, en caso de no poder utilizar los gametos propios, y a la gestante.

A continuación, es preciso viajar al país en el que se va a realizar la gestación subrogada. Allí se podrá tener contacto con el médico, se revisarán las pruebas médicas de la gestante (y donante en caso necesario) y se hace la entrevista con ella para seleccionarla.

Una vez hecho todo esto, se puede regresar a casa mientras la agencia y la clínica se encargan del papeleo, se hace la coordinación del ciclo, etc. Cuando ya esté todo listo se avisa a los padres de intención para que viajen de nuevo al país y puedan empezar con el tratamiento de fecundación in vitro (FIV).

En este momento, se procede a la estimulación ovárica de la madre de intención y a la punción para obtener los óvulos maduros. También se recoge la muestra de semen del padre de intención, en caso de que se vayan a utilizar gametos propios. Es necesario coordinar el ciclo de la madre de intención y de la gestante.

Se hace una FIV con los óvulos de la donante/ pareja y el semen de donante/pareja. Los embriones se desarrollan en el laboratorio, y de todos ellos, se transfieren al útero de la gestante 1 o 2 que serán los de mejor calidad y por tanto de mayor potencial de implantación.

Antes de la transferencia, es posible hacer un DGP (diagnóstico genético preimplantacional) o PGS (selección de los embriones con cromosomas normales). Esta fase es opcional y suele hacerse en caso de que los padres puedan transmitir alguna enfermedad genética o simplemente para asegurar que el bebé no tendrá alteraciones cromosómicas como el síndrome de Down.

Mediante el análisis genético del embrión también se puede saber el sexo del embrión, y por tanto se puede elegir aquellos embriones del sexo deseado para la transferencia.

Los embriones que no sean transferidos pero tengan calidad suficiente se congelan para almacenarlos y poder utilizarlos más adelante en caso de tener que hacer otro tratamiento o querer un segundo hijo.

Para saber si la gestante está embarazada la clínica establece el momento en el que se le hará la prueba de embarazo. Una vez confirmado el embarazo, se deriva a la gestante a un ginecólogo para que haga el seguimiento del embarazo y se programa el parto.

Un comentario

  1. avatar
    Enrique R.

    Gracias por el resumen escrito de la charla. Las preguntas del vídeo me han parecido lo más interesante de todo. Yo también tenía la duda de si el análisis genético puede afectar a la implantación del embrión. La verdad es que las dudas de otra gente sirven de mucho, porque puedes tener las mismas dudas y también porque puede que no se te haya ocurrido algo que es importante saber.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar