La prueba de embarazo: ¿Cómo y cuándo debe hacerse?

La prueba que permite conocer si se ha logrado el embarazo se basa en el análisis de la llamada hormona del embarazo: la beta-hCG. Este test puede hacerse tanto en orina como en sangre y de forma cualitativa o cuantitativa.

En este artículo explicaremos las variaciones entre unos tipos y otros, así como la importancia de conocer cuándo se debe hacer el test de embarazo tras aplicar el tratamiento de reproducción asistida.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cuándo hacer el test de embarazo?

Tanto en un embarazo natural como en los casos en que se aplica un tratamiento de reproducción asistida como la fecundación in vitro (FIV), se recomienda esperar, al menos, 15 días desde la concepción para hacer la prueba de embarazo y obtener un resultado fiable.

En el caso natural, conocer el momento exacto de la fecundación es complicado y, por ello, el consejo es hacer el test tras confirmar el retraso de la menstruación. En caso de buscar el embarazo a través de un tratamiento reproductivo, se debe esperar unas dos semanas desde la inseminación artificial o la transferencia de los embriones en FIV.

Si hacemos la prueba antes de tiempo, podemos obtener un resultado erróneo, ya sea un falso positivo o un falso negativo.

Falso negativo

Como hemos comentado, los test de embarazo miden la hormona beta-hCG. Esta hormona es liberada por el embrión desde su implantación y aumenta su nivel progresivamente hasta el final del primer trimestre, cuando se estabiliza.

Si hacemos la prueba de embarazo antes de tiempo, es posible que el nivel de beta-hCG no haya aumentado lo suficiente como para poder ser detectada por el test. Dicho de otro modo: puede ocurrir que el valor de beta-hCG sea más bajo que el valor límite de detección del test (sensibilidad del test).

De esta manera, aun habiendo desarrollo gestacional, la prueba será negativa. Por tanto, estaremos ante un caso de resultado falso negativo.

Falso positivo

También puede ocurrir que obtengamos una prueba de embarazo positiva pero posteriormente descubramos que no hay embarazo o que éste no es un embarazo normal. Hablamos, por tanto, de falsos positivos.

Existen diferentes situaciones que pueden dar lugar a este tipo de resultados:

  • Embarazo ectópico: se produce cuando el embrión implanta fuera de la cavidad uterina. Este tipo de embarazos no son evolutivos y en muchos casos es necesario intervenirlos para eliminar el embrión.
  • Embarazo anembrionado: ocurre cuando hay saco gestacional pero no embrión creciendo en su interior.
  • Embarazo bioquímico: el embrión implanta pero detiene su desarrollo a los pocos días. Se entiende como un aborto muy temprano.
  • Restos de la medicación indicada para el tratamiento de fertilidad: en muchos tratamientos de FIV, la paciente se administra hormona hCG para desencadenar la ovulación. Los restos de esta hormona pueden ser detectados por el test.
  • Tumor ovárico: uno de los marcadores de este tipo de tumor es el aumento en el nivel de beta-hCG.

Es importante indicar que los falsos positivos son mucho menos comunes que los falsos negativos. Además, a excepción del caso de los tratamientos de fertilidad, no está en nuestra mano evitarlos.

¿Cómo hacer la prueba de embarazo?

Existen actualmente dos formatos de prueba de embarazo: las pruebas de orina y las de sangre.

Los test de orina

La prueba de embarazo en orina, conocida como predictor, se puede adquirir en cualquier farmacia y es capaz de detectar concentraciones de beta hCG por encima de los 25-50 mUI/ml de hormona, dependiendo de la sensibilidad específica del test que compremos.

Se trata de un análisis cualitativo, es decir, el resultado es positivo o negativo.

Se recomienda hacer el test con la primera orina de la mañana, que es la más concentrada.

Los test de sangre

En general son más fiables que los de orina, ya que tienen una sensibilidad menor. De hecho, son capaces de detectar concentraciones de la hormona del embarazo a partir de 10 mUI/ml.

Existen dos tipos:

  • Los cualitativos: son similares a los de orina, es decir, solo indican un o un no como resultado.
  • Los cuantitativos: indican la cantidad de hormona beta-hCG y en base a ello, el especialista indica si hay o no gestación.

Valores por debajo de 10 mUI/ml son dudosos. En estos casos, se debe repetir la prueba unos 2 o 3 días más tarde para poder estudiar la evolución de la hormona. Si el valor aumenta, aproximadamente al doble cada 48 horas, podremos confirmar el estado de embarazo. Por el contrario, si el valor se estanca o incluso disminuye, el resultado es negativo.

También, si la prueba da negativo y la regla sigue sin llegar, se repite la prueba en 4-5 días por si pudiera tratarse de un falso negativo.

Aunque las pruebas de orina tiene una fiabilidad del 95-97%, se aconseja realizar el test de embarazo sanguíneo en una clínica sanitaria que disponga de los elementos necesarios para el análisis de hormonas.

De esta manera, el resultado es valorado por el especialista y, por tanto, es mucho más fiable. En cualquier caso, la confirmación de la gestación solo la obtendremos con la ecografía fetal, de la semana 6-7 de embarazo. En esta ecografía, se valorará si hay saco gestacional y desarrollo embrionario.

Prueba de embarazo en gestación subrogada

En gestación subrogada, la prueba de embarazo se le realiza a la gestante o mal llamada madre subrogada o madre de alquiler, ya que ella es la mujer a cuyo útero se ha transferido el embrión.

Al igual que en cualquier otro proceso de fecundación in vitro, es necesario esperar el tiempo necesario para hacer la prueba y obtener un resultado fiable. La ansiedad de los padres de intención puede hacer que éstos inciten a la gestante a hacer el test de embarazo casero antes de la fecha indicada. Esta práctica está totalmente desaconsejada, ya que puede crear falsas expectativas.

Es recomendable que tanto gestante como futuros padres tengan paciencia y sigan las recomendaciones de los especialistas que están llevando a cabo el tratamiento.

Además, es fundamental que la gestante acuda a la clínica para conocer si está embarazada. De esta manera, no solo el resultado es más fiable, sino que, además, puede recibir los primeras indicaciones médicas en relación a la salud gestacional y la evolución embrionaria.

Preguntas de los usuarios

¿Los padres de intención tienen que estar en el momento de la prueba de embarazo?

No tienen por qué. Es algo opcional. Algunos padres de intención quieren estar presentes en este momento y otros no le dan más importancia o no les es posible.

En algunas ocasiones, la gestante envía a los futuros padres los resultados de la analítica que confirma el resultado, así como la ecografía. También hay casos en que, vía Skype, los padres viven el momento de conocer la noticia de que su futuro hijo/a está en camino.

¿Cuál es el precio del test de embarazo en orina?

Los test de embarazo que venden en las farmacias tienen un coste aproximado de entre 6 y 16 euros. La variación dependerá del tipo de test, ya que son muchos los formatos que existen. Las versiones digitales suelen tener un precio más alto.

¿Es más fácil obtener un falso negativo en el test de orina que en el de sangre?

Sí. Debido a la sensibilidad más alta de los test de embarazo caseros, es más común obtener un resultado falso negativo. Para evitarlo, es necesario hacer la prueba bien, es decir, con la primera orina de la mañana y en el día indicado.

Lectura recomendada

La prueba o test de embarazo nos indica el inicio del periodo gestacional pero para conocer cómo va evolucionando el embarazo y desarrollándose el embrión, es necesario hacer una serie de ecografías. Hablamos de ello en este artículo: Ecografías durante el embarazo.

Además de acudir a las ecografías marcadas por el especialista, es importante que la embarazada lleve un control médico riguroso para evitar posibles problemas, tanto en su salud como en la del bebé. En casos de gestación subrogada, los padres de intención se preocupan por la gestante y se interesan por seguir los detalles del día a día de la gestación. ¿Quieres conocer cómo se hace el seguimiento del embarazo? Descúbrelo aquí: Cómo transcurre el embarazo.

Un comentario

  1. avatar
    mirentxu

    Pensaba que se podía hacer la prueba de embarazo antes. Si es por inseminación artificial cuándo se puede hacer?? También hay que esperar dos semanas?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar