Cómo saber si soy estéril: pruebas de fertilidad en el hombre

Tras un año manteniendo relaciones sexuales sin lograr el embarazo evolutivo, se sospecha que puede haber algún problema de fertilidad, ya sea en el hombre, en la mujer o en ambos. Para descubrirlo, es necesario hacer una serie de pruebas tanto en uno como en otro. En el caso masculino, son el seminograma, la exploración física y el test hormonal.

Además de estos estudios básicos de fertilidad masculina, existen otros más específicos. En este artículo hablaremos sobre todas estas pruebas a las que se someten los hombres que quieren ser padres y no lo consigueN naturalmente.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Exploración física de los genitales

Uno de los primeros pasos ante la sospecha de infertilidad masculina es hacer una anamnesis del paciente. Se trata de una entrevista con el especialista para que éste pueda analizar la salud general del varón, sus antecedentes, la calidad de las relaciones sexuales, etc.

A continuación, se analiza el aparato reproductor del hombre para estudiar la presencia de alguna anomalía física que pueda estar impidiendo la concepción.

Generalmente, el especialista (urólogo) realiza lo siguiente:

  • Medición del peso y altura del hombre
  • Exploración y palpación de abdomen, ingles, pene, testículos y próstata. En el caso de los testículos, se estudiarán detenidamente aspectos como el volumen o la consistencia de los mismos.
  • Ecografía de la zona genital (no siempre se hace)

Con este estudio, se pretende descubrir si existe algún problema en la anatomía de los genitales que esté dificultando la deposición del semen en la vagina. Además, la palpación testicular puede hacer sospechar al especialista algún error en la espermatogénesis (producción de espermatozoides) o alguna alteración que impida la salida de los espermatozoides en la eyaculación.

En cualquier caso, para confirmar esto último, será necesario realizar otras pruebas como las que comentamos a continuación.

El seminograma

Tras comprobar que no existen problemas anatómicos que dificulten el coito, se realiza un seminograma, también conocido como espermiograma o espermograma.

Se trata de un análisis detallado de una muestra de semen, obtenida por masturbación tras un periodo de abstinencia de entre 3 a 5 días. En este examen del esperma, se analiza la muestra, tanto a simple vista como bajo el microscopio. Se estudian diferentes parámetros de calidad seminal, lo cual permite intuir la capacidad de fecundación de los espermatozoides.

Los aspectos que suelen analizarse son:

  • Volumen de semen eyaculado
  • Viscosidad
  • pH
  • Movilidad espermática
  • Morfología de los espermatozoides
  • Concentración espermática
  • Presencia de células extrañas
  • Vitalidad de los espermatozoides

En base a los resultados obtenidos y su comparación con los valores de referencia establecidos por la OMS, se determinará la calidad del semen analizado.

Si se aprecia alguna anomalía, se diagnosticará la patología correspondiente. Las más comunes son:

  • Azoospermia: cuando no se aprecian espermatozoides en el eyaculado analizado.
  • Astenospermia o astenozoospermia: cuando los espermatozoides presentan problemas de movilidad.
  • Oligospermia u oligozoospermia: cuando la concentración espermática es baja (menor a 15 millones de espermatozoides/ml).
  • Teratospermia o teratozoospermia: cuando más del 96% de los espermatozoides tiene una morfología anómala.

Si quieres saber más sobre esta prueba, te recomiendo consultar este artículo: ¿En qué consiste el seminograma?

Análisis de hormonas masculinas

La producción de espermatozoides tiene lugar en el testículo gracias a la acción de hormonas sexuales como la testosterona, la FSH (hormona folículo estimulante), la LH (hormona luteinizante) o la prolactina.

Una alteración del sistema hormonal puede dificultar o impedir la espermatogénesis y, ello, derivar en baja calidad seminal e infertilidad.

Las hormonas más comúnmente analizadas son las siguientes:

Testosterona

Los valores normales de la hormona testosterona en la edad adulta se sitúan entre los 300 y los 1000 ng/dl. La alteración en los niveles de testosterona, sintetizada principalmente en el testículo, puede causar problemas:

  • Niveles bajos: pueden indicar retraso de la pubertad, tumor benigno en la hipófisis, traumatismo testicular, infección, alteraciones inmunitarias…
  • Niveles altos: se relacionan con cáncer testicular, hiperplasia suprarrenal congénita, resistencia a los andrógenos, consumo de drogas o medicamentos específicos…

Si los valores de testosterona hacen sospechar alguna anomalía, se solicita, además, el análisis de la FSH (hormona foliculoestimulante) y la LH (hormona luteinizante).

FSH y LH

Tanto la LH como la FSH son sintetizadas y liberadas por la hipófisis cerebral.

  • La FSH estimula la acción de las células de Sertoli, lo cual favorece la síntesis de testosterona y la producción de espermatozoides. Sus valores normales son de entre 1 y 12 mUI/mL.
  • Por su parte, la LH estimula la acción de las células de Leydig, relacionadas con la producción de testosterona. Sus niveles se sitúan entre 2 y 12 mUI/mL.

Prolactina

Por último, la prolactina, relacionada con la actividad de la hormona LH y la síntesis de testosterona, debe situarse entre los 2,5 y los 17 ng/mL.

Valores superiores se asocian con bajos niveles de testosterona, impotencia masculina, ginecomastia, infertilidad, hipotiroidismo y sospecha de tumor hipofisario.

Pruebas adicionales

El estudio del semen, la exploración de los genitales y el análisis de hormonas son las pruebas básicas que se realizan para determinar el estado de fertilidad del varón e intentar descubrir las causas por las que el embarazo no llega.

Cuando estas pruebas no ayudan a diagnosticar la razón de infertilidad o cuando se necesita confirmar el diagnóstico obtenido, se pueden solicitar pruebas adicionales como las que comentamos:

Estudio de fragmentación de ADN

Una de las pruebas de fragmentación consiste en distinguir la presencia de espermatozoides con halo (normales) de los que no tienen halo (fragmentados). Al poner los espermatozoides en un medio ácido, se rompe la estructura de la hebra de ADN y aparece un halo alrededor de la cabeza del espermatozoide. Si la cadena de ADN está fragmentada, el medio ácido no provoca el desenrollamiento de la cadena y, por tanto, no apreciamos el halo.

Cuando el grado de daño del ADN es alto, la capacidad de fecundación del espermatozoide puede verse disminuida. Además, las alteraciones en el ADN de los espermatozoides pueden provocar también fallos tempranos en el desarrollo del embrión.

Cariotipado

Se trata del análisis del cariotipo, que es el conjunto de cromosomas de una célula. Permite descubrir la existencia de anomalías genéticas que puedan ser la causa de la infertilidad.

Cultivo del semen

También conocido como espermocultivo, se trata de un estudio bacteriológico. Se suele solicitar cuando, en el seminograma, se observa una concentración de leucocitos mayor a 1 millón/ml de semen. Esto suele ser indicativo de infección y, por ello, hacer el cultivo es de gran utilidad, pues puede ayudarnos a determinar cuál es el agente infeccioso.

El dolor testicular, la inflamación de testículos, la aparición de sangre en el esperma o algún cambio de color u olor en el semen son también indicaciones del cultivo seminal.

Biopsia testicular

Consiste en obtener, mediante cirugía, una pequeña fracción del testículo para, posteriormente, analizarla en el laboratorio en busca de espermatozoides viables. Se trata, por tanto, de obtener espermatozoides directamente del testículo.

Esta prueba es útil en casos de azoospermia, ya que permite distinguir si estamos ante un problema de producción de espermatozoides (azoospermia secretora) o de bloqueo del paso de los mismos (azoospermia obstructiva).

Por otra parte, además de una prueba diagnóstica, es también un tratamiento para lograr el embarazo porque, en caso de encontrar espermatozoides viables, permite la realización de la técnica de ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides).

En el siguiente enlace puedes obtener más información acerca de esta prueba: ¿Cómo y cuándo se hace la biopsia de testículo?

Test hiposmótico

Para que el espermatozoide pueda penetrar en el óvulo y permitir la fecundación, es necesario que su membrana no tenga daños y funcione correctamente. Para comprobar esto, podemos realizar el test hiposmótico.

Consiste en colocar los espermatozoides en un medio bajo en sales (medio hipotónico), de tal manera que, si la membrana está intacta, el medio pasará al interior del espermatozoides por osmolaridad y éste se hinchará a nivel de la cola.

Preguntas de los usuarios

¿Cuál es el precio de las pruebas de fertilidad masculina?

El estudio para analizar la fertilidad del hombre tiene un coste aproximado de entre 100 y 200 euros, dependiendo de las pruebas que incluya. Lo habitual es que, como mínimo, se incluya el seminograma y la exploración física. El análisis hormonal es algo que no siempre se contempla.

En cuanto al resto de pruebas, no estarán en el presupuesto inicial de un estudio de fertilidad. Por ello, en caso de necesitarlas, se recomienda consultar el coste previamente.

Debemos tener en cuenta que los precios pueden variar de unos a otros centros.

¿Existen síntomas que me puedan indicar si soy o no un hombre estéril?

Generalmente, la mayoría de alteraciones de la fertilidad masculina no dan lugar a síntomas específicos. No obstante, existen algunas de ellas que pueden derivar en inflamación y enrojecimiento de la zona genital; cambios de color, olor o consistencia del semen; dolor, etc.

Por ejemplo, es posible que un hombre no tenga síntomas de azoospermia y únicamente descubra esta patología seminal al realizar el seminograma. Por el contrario, un desajuste hormonal puede dar lugar a, por ejemplo, cambios de humor, pérdida de la libido u otros síntomas que hagan sospechar al paciente.

¿Existen pruebas de fertilidad masculina caseras?

Existen test caseros que se pueden comprar en la farmacia y que permiten medir algunos parámetros de calidad del semen como la concentración. Mucha gente los conoce como predictor masculino.

En cualquier caso, estos test de fertilidad miden solo uno o dos parámetros seminales y no son muy fiables. Por ello, siempre se recomienda realizar el seminograma completo en un centro especializado.

Lectura recomendada

En el artículo hemos hablado de las principales alteraciones seminales que podemos descubrir mediante el seminograma, pero existen otras. ¿Quieres saber cuáles son? Descúbrelas en este enlace: Anomalías de la calidad del semen.

Por otra parte, hemos comentado que la infertilidad puede deberse a problemas en el hombre, en la mujer o en ambos. Por esta razón, ante la ausencia de embarazo tras un año de búsqueda, no solo debe hacerse pruebas el hombre sino también la mujer. Conoce las pruebas de fertilidad femenina más comunes en este artículo: ¿Cómo saber si una mujer es estéril?

2 comentarios

  1. avatar
    Amelia

    ¿Y si las pruebas decantan que hay un problema grave de fertilidad en el hombre?

    • avatar
      Andrea RodrigoEspecialista en reproducción asistida

      Hola Amelia,

      en función del resultado de las pruebas de fertilidad en el hombre, se recomendará una u otra técnica de reproducción asistida. Así, en caso de que haya un número ligeramente bajo de espermatozoides con movilidad medianamente buena, se recomendará probar la inseminación artificial (dando por hecho que la mujer no tiene problemas de fertilidad). En caso de problemas más graves, como muy baja concentración de espermatozoides o problemas serios de movilidad, se recomendaría recurrir a la fecundación in vitro.

      De cualquier modo, el diagnóstico de fertilidad debe realizarse teniendo en cuenta tanto las pruebas de fertilidad del hombre como de la mujer y en función de los resultados y de este diagnóstico, nos decantaremos por realizar la técnica que mayor probabilidad de éxito.

      Un saludo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar