Filiación y Registro Civil en maternidad subrogada

La gestación subrogada, conocida vulgarmente como vientre de alquiler, no está permitida en España. Por ello, las personas y parejas que necesitan este método para tener un hijo deben recurrir a otros países cuya legislación se muestre favorable. En este sentido, surgen numerosas dudas en torno a la determinación de la filiación y la inscripción del menor en el Registro Civil español.

Uno de los mayores miedos de los padres que han tenido un hijo por gestación subrogada es la negación a la hora de volver a España y acudir al Registro Civil para inscribir al recién nacido como hijo suyo y como ciudadano español.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Determinación de la filiación

El Estado español da dos posibles soluciones a la hora de inscribir al menor nacido por gestación subrogada en el extranjero:

  • Filiación por adopción: el padre es el padre biológico y la madre deberá realizar la posterior adopción.
  • Instrucción de la DGRN (Dirección General de Registros y del Notariado): es necesario presentar una resolución judicial, la cual no se obtiene en todos los países.

El problema principal viene cuando no es posible cumplir los requisitos marcados ni por una ni por otra alternativa. Un ejemplo de ello lo encontramos en los casos en que el país no da resolución judicial y no hay figura masculina (madre soltera o pareja lesbiana) o el padre no puede aportar su material biológico.

A continuación detallamos la forma de proceder en ambos casos.

Instrucción de la Dirección General de Registros

Aunque la Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida (14/2006) no permita el embarazo subrogado en España, no está prohibido someterse a este proceso en el extranjero. Sin embargo, cuando esto ocurre, pueden surgir problemas a la hora de inscribir al menor como hijo de los padres de intención.

Hasta el 2010, los padres de intención debían luchar por conseguir la paternidad de su hijo, nacido en un país extranjero mediante la gestación por sustitución. Sin embargo, en octubre de 2010, la Dirección General de Registro y del Notariado (DGRN) dictó una instrucción referente al régimen registral de la filiación de los nacidos mediante gestación por sustitución.

Esta instrucción permite la adjudicación directa de la filiación siempre y cuando los padres de intención aporten una resolución judicial dictada por el Tribunal competente del país donde ha nacido el menor en la que quede establecida la filiación del nacido en favor de los padres intencionales y no de la gestante o mujer que ha dado a luz.

Exceptuando que pueda aplicarse un Convenio Internacional, la resolución judicial extranjera deberá ser objeto de exequátur según contempla la LEC (Ley de Enjuiciamiento Civil) de 1881.

Otro aspecto importante dictaminado en la Instrucción es el siguiente: “no se contemplará como apto para la inscripción del nacimiento y la filiación del nacido, una certificación registral extranjera o la simple declaración acompañada de certificación médica del nacimiento en que no conste la identidad de la gestante”.

Puedes leer la instrucción completa aquí: Instrucción de la DGRN.

Filiación por adopción en gestación subrogada

Existe otra forma de proceder a la inscripción de los menores cuando la gestación subrogada se lleva a cabo en un país que no aporta resolución judicial que determina la filiación.

En estos casos, si el padre es el padre biológico, existe la posibilidad de atribuir la paternidad del nacido mediante gestación subrogada por lo medios ordinarios regulados en la legislación española, permitiendo la inscripción del menor en el Registro Civil.

Con ello se refiere a las acciones generales de determinación legal de la filiación reguladas en los artículos 764 a 768 de la LEC.

Esta alternativa legal permite que el padre de intención pueda reclamar la paternidad aportando una prueba de ADN que confirme que es el padre biológico. De este modo, el bebé podrá ser registrado como hijo suyo y de la gestante. Posteriormente, con la renuncia de la gestante sobre la potestad del bebé, la mujer del padre biológico podrá adoptar al recién nacido en base a la legislación relativa a la adopción (artículo 176 a 178 de la ley 21/1987).

Preguntas de los usuarios

¿Ponen problemas en el Registro Civil cuando es un caso de vientre de alquiler?

En principio, no tienen porqué haber impedimentos para registrar al menor si se siguen las condiciones para proceder a alguna de las soluciones que ofrece la legislación española en los casos de gestación por sustitución.

No obstante, debemos tener en cuenta que la gestación subrogada es un procedimiento no permitido en España y que la Instrucción de la DGRN no es algo fijo, no es una ley, sino simplemente una instrucción, por lo que, aunque no es lo común, puede cambiar o revocarse.

La filiación en base a la dotación genética responde a las reglas generales, por lo que en principio no tiene por qué haber problemas.

Según la legislación española, en un proceso de gestación subrogada, la madre legal del menor es la mujer que da a luz. Sin embargo, en los destinos en los que la gestación subrogada está permitida, la madre legal es la mujer con intención de tener el hijo.

Para poder hacer efectiva la maternidad legal de la madre intencional en España, se deberá mostrar la sentencia judicial del país donde se ha llevado a cabo el proceso. En caso de no ser posible porque no se realiza juicio para determinar la paternidad/maternidad, la filiación a ojos de la legislación española será adjudicada en base a la dotación genética del padre y posteriormente la madre deberá realizar la adopción para poder ser considerada la madre legal del menor nacido por subrogación.

¿Cómo se hace el registro en casos de maternidad subrogada en Ucrania?

Puesto que la gestación por sustitución está permitida en Ucrania, los padres de intención son reconocidos allí como padres legales del menor. Sin embargo, para poder determinar la filiación en España, el estado español solicita una sentencia judicial que no se aporta en Ucrania. Por ello, la forma de proceder en este país es registrar al menor como hijo del padre biológico y de la gestante (en España la mujer que da a luz es la madre legal). Posteriormente, la “madre subrogada” deberá renunciar al bebé por lo que éste quedará inscrito únicamente a nombre del padre. Tras esto, la madre de intención podrá adoptar al hijo de su pareja siguiendo la normativa española al respecto. Se convertirá así en la madre legal del menor.

¿En qué países se da la resolución judicial que determina la filiación?

En Estados Unidos y Canadá, se da a los padres de intención una sentencia judicial que determina que son ellos y no la gestante los padres legales del menor. Esta sentencia es dada antes del nacimiento, generalmente en los primeros meses de gestación.

En Grecia, un juez debe dar permiso para poder hacer la transferencia de los embriones de una pareja al útero de la gestante, pero no queda claro si esta sentencia de autorización cumple los requisitos de la sentencia exigida por la DGRN. Habrá que esperar al primer caso español para conocer con seguridad la forma de proceder.

2 comentarios

  1. usuario
    hOPPOA

    La forma planteada no es la solución… lo que se debería hacer es legalizar en España la gestación subrogada de una vez por todas y dejar de hacer intentos fallidos por solucionar la situación de estos niños. Sería todo más fácil!

  2. usuario
    Ismael

    Un artículo muy claro, conciso. Aclara cualquier tipo de dudas.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar