Los niños nacidos por gestación subrogada en el extranjero podrán ser inscritos en el Registro Civil español en base a la instrucción de la Dirección General de los Registros y del Notariado.

En caso de no poder seguir las condiciones de dicha instrucción, otra opción es realizar la filiación por adopción, siempre y cuando el padre de intención sea el padre biológico. Es decir, la paternidad será adjudicada en primer lugar al padre en base a la prueba de ADN y, posteriormente, la madre deberá adoptar al hijo de su pareja y así convertirse en la madre legal del menor. Esto no es algo específico de gestación subrogada, sino una forma general de proceder siguiendo la normativa española al respecto.

Puedes leer el artículo completo en:    80

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar