Gestación subrogada en República Checa

Actualmente, la República Checa no tiene regulación expresa para la gestación subrogada. En la Propuesta de Ley de los Servicios Médicos, aprobada en 2011, estaba prevista la incorporación de una normativa para esta técnica de subrogación pero finalmente fue descartada debido a la complejidad del tema, especialmente en situaciones determinadas como cuando el bebé nace con anomalías y los padres de intención ya no lo quieren o si éstos se divorcian durante el proceso o cuando la gestante rechaza entregar al bebé.

La gestación subrogada no está expresamente permitida en ninguna ley pero tampoco prohibida. Por lo que podríamos acogernos a uno de los principios constitucionales más fundamental ” lo que no está prohibido está permitido”.

La regulación checa prohibe completamente cualquier tipo de anuncio en relación a la gestación subrogada, tanto de una mujer que se ofrece a ser gestante como de padres de intención en busca de gestantes.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Requisitos de la gestante y los padres de intención

La gestación subrogada es entendida como una técnica de reproducción asistida regulada por el nuevo Código Nacional de Atención Médica. Este documento establece numerosos requisitos tanto para la pareja infértil como la o él donante. Entre estos requisitos destacamos los siguientes:

  • Se podrá aplicar un tratamiento de reproducción asistida a una pareja que no puede conseguir el embarazo de forma natural o a una pareja con posibilidad de transmitir una enfermedad genética grave a la descendencia en caso de embarazo natural.
  • Es necesario un consentimiento informado para iniciar el tratamiento reproductivo
  • Aunque en principio solo se entiende como “pareja infértil” aquella formada por un hombre y una mujer con problemas reproductivos, existe posibilidad de tratamietno para mujeres solteras y para parejas homosexuales femeninas.
  • La reproducción asistida solo puede aplicarse a mujeres en edad reproductiva, si su salud se lo permite. (esto se aplica también a la gestante)
  • Se mantiene el anonimato de la donante de gametos

Aunque estas normas son referentes a la reproducción asistida, pueden extrapolarse a los padres de intención y la gestante.

Zlin es la única región en la República Checa que realiza abiertamente la gestación subrogada y expone los siguientes requerimientos:

  • La madre de intención debe aportar los óvulos, evitando así la intervención de una tercera persona.
  • La madre de intención debe tener algún problema anatómico que le causa la infertilidad.
  • El semen ha de proceder del marido de la futura madre.
  • La gestante debe recibir el consentimiento de su marido en caso de estar casada.

Se supone que son varios los centros sanitarios que llevan a cabo procesos de gestación subrogada, siempre y cuando la madre de intención sea la que aporte los óvulos, es decir, casos de gestación subrogada gestacional o completa. Se estima que aproximadamente 15 mujeres al año se convierten en gestantes en la República Checa.

¿Cómo se determina la filiación?

Para que los futuros padres puedan ser reconocidos como los padres legales del recién nacido, la gestante debe renunciar al bebé tras el parto, de tal manera que la custodia del mismo pasa directamente al padre de intención.

La madre de intención deberá posteriormente adoptar al bebé. Este procedimiento es algo incómodo y puede llevar riesgos pero es la forma de actuar de acuerdo a la legalidad, ya que según la ley, la madre es la persona que da a luz al bebé.

Contrato de gestación subrogada

Cualquier contrato de subrogación es considerado inválido tal y como establece el Código Civil de la República Checa por su conflicto moral así como por la evasión de la ley. Por tanto, los contratos de gestación subrogada no son ejecutables.

Los contratos de gestación subrogada comercial o con compensación a la gestante se suponen contrarios a la moralidad y actúan denigrando a la mujer. Sin embargo, los contratos gratuitos están tolerados puesto que no parecen actuar en contra de la moralidad, a pesar de que su realización es legalmente inaplicable.

Debido a la invalidez del contrato de subrogación, la gestante tiene derecho a terminar con el embarazo en caso de desearlo o a quedarse con el bebé tras el parto.

3 comentarios

  1. usuario
    oplinte12

    No estoy nada de acuerdo en eso de “lo que no está permitido está prohibido”. Es más, diría lo contrario, si no está permitido y regulado adecuadamente no te la juegues a realizarlo porque no sabes las consecuencias jurídicas. Quizá sin favorables pero quizá no lo son. Es algo arriesgado actuar siguiendo esa premisa constitucional.

  2. avatar
    Surro

    Estoy de acuerdo ABSOLUTAMENTE con este último comentario.

    Por eso a partir de ahora mismo voy a dejar de comer. Porque claro, no está regulado lo que está permitido comer o no en España, no sea que esté cometiendo algo juridicamente impropio.

    Vamos, prefiero morirme de hambre.

  3. usuario
    dr.miguelsoriano@gmail.com

    Hola, estoy buscando hijos, tengo una pareja estable Médica Psiquiatra y queremos tener dos hijos, ella tiene 68 años, 4 hijos y nietos, y ya no es fértil, pero quiere tenerlos. Alguien me puede dar alguna sugerencia. Gracias

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..{boton_dentro}