¿Cuáles son los riesgos de la fecundación in vitro (FIV)?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 25/06/2019

La fecundación in vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida compleja que ha permitido lograr el deseo reproductivo de muchas personas.

En la actualidad se han producido diversos avances en los procesos de fecundación in vitro pero siguen existiendo riesgos y complicaciones que se pueden generar en las mujeres que se someten a una FIV.

Los posibles riesgos derivados del proceso de fecundación in vitro se asocian principalmente a la fase de la estimulación ovárica y a la transferencia de embriones al útero de la mujer.

Riesgos asociados a la estimulación ovárica

La estimulación ovárica se lleva a cabo mediante la administración de fármacos hormonales para desarrollar mayor cantidad de óvulos en los ovarios de la mujer.

A continuación, se detallan los principales riesgos asociados a esta etapa del proceso de FIV.

Síndrome de la hiperestimulación ovárica (SHO)

Este síndrome se caracteriza por una respuesta excesiva de los ovarios a los fármacos hormonales administrados para la estimulación ovárica. Está asociado a un aumento del tamaño de los ovarios y a una acumulación de líquido en el abdomen.

La hiperestimulación ovárica requiere asistencia médica y control estricto para evitar graves consecuencias.

Este síndrome de hiperestimulación puede causar dolor e hinchazón abdominal, diarrea, vómitos, malestar, etc. Normalmente dura alrededor de una semana y los síntomas que conlleva se deben a la inflamación de los ovarios. También es posible que el SHO provoque síntomas más intensos como el aumento de peso o la pesadez durante la respiración.

En los casos más graves (que son poco comunes) puede causar un aumento de líquido en el abdomen y los pulmones, lo cual puede dar lugar a un mayor tamaño del ovario y provocar deshidratación, dificultad para respirar o dolor abdominal intenso y grave.

Actualmente, la estimulación ovárica llevada a cabo a base de medicamentos que contienen citrato de clomifeno, FSH y LH, se controla rigurosamente mediante ecografía y/o análisis sanguíneo. De esta forma es posible predecir el síndrome de hiperestimulación ovárica y, por tanto, abandonar el tratamiento para evitarlo.

Extracción de óvulos

La extracción de óvulos se lleva a cabo mediante la punción ovárica, para lo cual se requiere una sedación profunda de las pacientes. Se trata de una intervención quirúrgica sencilla que dura unos 20 minutos.

Los principales riesgos asociados a esta fase del proceso de FIV derivan del uso de la anestesia, por lo que las pacientes pueden sentir un ligero malestar, mareos, bajada de la presión, etc.

Por otro lado, aunque de forma muy rara, pueden aparecen problemas provocados por la propia punción de los ovarios de la paciente para obtener los óvulos. Esto hace referencia a la punción de los órganos de la pelvis, causando fuertes hemorragias o infecciones, pero no es habitual.

Ascitis

La ascitis es una acumulación de plasma (sangre) en la cavidad abdominal. Se produce cuando se administra a la mujer la hCG. Se realiza la punción ovárica y pasados unos días, la mujer comienza a notar distensión abdominal y dolor en los ovarios.

Esta alteración provoca molestias y comprime las asas intestinales, lo que dificulta la digestión y/o la respiración.

Sin embargo, la ascitis no es una complicación habitual. Sólo se puede producir en aquellas mujeres que sufren SHO y no se controla.

El tratamiento de la ascitis consiste en disminuir los síntomas e hidratación. Se suele resolver en 8-10 días.

Riesgos en el embarazo

Otros posibles riesgos de la FIV son los relacionados con el embarazo. Se deben principalmente a la transferencia de embriones tras la fecundación en el laboratorio y a la implantación en la cavidad uterina.

Se pueden destacar los siguientes:

Embarazo ectópico
es la implantación del embrión en un lugar diferente al útero, en las trompas de Falopio por ejemplo. El porcentaje de riesgo de que esto suceda en una FIV es de 2-5% a diferencia de un embarazo natural que es de un 1%.
Embarazo múltiple
conlleva mayor complicación y riesgo que un embarazo único. Por ello es importante conocer detalladamente los riesgos de la transferencia de más de un embrión y hacer balance del riesgo/beneficio específico para cada situación en función de las características de los embriones y del útero de la gestante. Además, con las técnicas de reproducción asistida ha habido un auge en la tasa de embarazo gemelar o triple. Esto en combinación a la edad avanzada de las mujeres que se someten a una FIV, hacen que los riesgos sean mayores tanto para la futura madre como para los bebés.
Aborto natural
ocurre en un 20% de los casos y suelen ser abortos bioquímicos. Generalmente tiene lugar en las primeras semanas de gestación. Sin embargo, el riesgo de sufrir un aborto natural en un proceso de FIV no es superior al de embarazo natural, sólo que con la FIV se detectan más abortos bioquímicos que en los embarazos naturales. Los abortos bioquímicos en un embarazo natural pasan desapercibidos como una regla normal.
Embarazo pretérmino
los bebés nacidos tras un tratamiento de FIV tienen una mayor probabilidad de ser prematuros. Se debe a un aumento de los niveles de relaxina, es decir, una hormona que se produce en el cuerpo lúteo.

Riesgos en los bebés nacidos por FIV

Diversos estudios indican que los bebés nacidos por un proceso de FIV suelen presentar mayor probabilidad de anomalías cromosómicas que aquellos concebidos de forma natural. Normalmente, la mayor incidencia de las anomalías cromosómicas en estos bebés no derivan de la propia técnica de FIV, sino al conjunto de factores que provocan la esterilidad.

Por otro lado, no hay evidencia suficiente para confirmar un mayor riesgo de malformaciones congénitas en bebés nacidos por procesos de FIV. Además, estos bebés no presentan diferencias respecto de los bebés concebidos de forma natural en relación al desarrollo psicológico, cognitivo y motor.

Otras complicaciones asociadas a la FIV

Además del síndrome de SHO, la medicación administrada para favorecer la maduración del ovario y controlar la ovulación puede llevar a otros efectos secundarios, como por ejemplo:

  • Dolor y hematomas leves en el lugar de inyección de los fármacos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Hinchazón.
  • Dolor abdominal.
  • Sensibilidad en los pechos.
  • Aumento del flujo vaginal.
  • Cambios de humor.
  • Fatiga.
  • Reacción alérgica.

Por último, comentar que las técnicas de reproducción asistida implican un compromiso físico, financiero y emocional por parte de la pareja de gran importancia. Esto puede llevar a estrés psicológico y emocional, sobre todo si la FIV no tiene éxito. Los pacientes pueden sentir frustración por no conseguir su deseo reproductivo.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Evidentemente, no todos son iguales.

Por ello, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con toda la información detallada de las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿La ICSI puede producir los mismos riesgos que la FIV convencional?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí. La ICSI o inyección intracitoplasmática de espermatozoides tiene los mismos riesgos que una FIV convencional. En ambos casos se llevan a cabo los mismos procesos de estimulación ovárica, punción, etc.

La principal diferencia entre ambos es que en la ICSI se introduce directamente el espermatozoide previamente seleccionado en el óvulo con ayuda de un microinyector. Por otro lado, la FIV convencional consiste en poner en contacto el óvulo con una gran cantidad de espermatozoides.

¿La FIV tiene mayor riesgo de malformaciones fetales?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Existen diversos estudios que indican una mayor probabilidad de anomalías cromosómicas en los fetos tras un tratamiento de reproducción asistida que en los fetos concebidos de manera natural. Sin embargo, no existen diferencias en relación a las malformaciones congénitas, es decir, anomalías anatómicas en el feto.

¿Existen mayores riesgos cuando se realiza un tratamiento de FIV en mujeres de edad avanzada?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí. Conforme aumenta la edad, los riesgos se van potenciando tanto para la futura mamá como para el feto. Además, se reduce la posibilidad de conseguir el embarazo.

¿Existe controversia ética en las técnicas de FIV?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí. Muchas personas piensan que no es ético crear embriones de forma artificial en un laboratorio. Además, no ven adecuado que se rechacen aquellos embriones de baja calidad y por tanto no tengan posibilidad de dar lugar a un embarazo.

A pesar de todo ello, se trata de una técnica de reproducción asistida legal y ha ayudado a miles de personas a cumplir su deseo reproductivo.

Lecturas recomendadas

En numerosas ocasiones ocurren fallos repetidos de la FIV. Si deseas obtener más información, puedes visitar el siguiente enlace: Los fallos repetidos de FIV: causas y soluciones para ser padres.

También hemos comentado que uno de los riesgos de un tratamiento de FIV es el embarazo múltiple o gemelar. Si quieres seguir leyendo sobre ello, puedes pinchar aquí: Riesgos del embarazo gemelar en la madre y en los fetos.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Busnelli A, Dallagiovanna C, Reschini M, Paffoni A, Fedele L, Somigliana E. Risk factors for monozygotic twinning after in vitro fertilization: a systematic review and meta-analysis. Fertil Steril. 2019 Feb;111(2):302-317. doi: 10.1016/j.

Colpin H, Soenen S. Parenting and psychosocial development of IVF children: a follow-up study. HumReprod 2002; 17: 1116-23.

Lambert RD. Safety issues in assisted reproductive technology: aetiology of health problems in singleton ART babies. Hum Reprod 2003; 18: 1987-91.

Luke B, Brown MB, Wantman E, Seifer DB, Sparks AT, Lin PC, Doody KJ, Van Voorhis BJ, Spector LG. Risk of prematurity and infant morbidity and mortality by maternal fertility status and plurality. J Assist Reprod Genet. 2019 Jan;36(1):121-138. doi: 10.1007/s10815-018-1333-z.

Marqueta J, Hernández J, Coroleu B, Simón C, Pérez, Milán F, Arnott I, Blanes R, Monzó A, Cabello Y, Matorras R. Registro FIV-ICSI de la Sociedad Española de Fertilidad. Año 2001. Rev Iberoam Fertil 2005: 22: 237-248.

Sperling CD, Kjaer SK, Hargreave M, Jensen A. Risk of juvenile idiopathic arthritis among children conceived after fertility treatment: a nationwide registry-based cohort study. Hum Reprod. 2019 Mar 30. pii: dez035. doi: 10.1093/humrep/dez035.

Wang JX, Norman RJ, Kristiansson P. The effect of various infertility treatments on the risk of preterm birth. Hum Reprod 2002; 17: 945-9.

Preguntas de los usuarios: '¿La ICSI puede producir los mismos riesgos que la FIV convencional?', '¿La FIV tiene mayor riesgo de malformaciones fetales?', '¿Existen mayores riesgos cuando se realiza un tratamiento de FIV en mujeres de edad avanzada?' y '¿Existe controversia ética en las técnicas de FIV?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.