Riesgos del embarazo gemelar en la madre y en los fetos

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 29/05/2019

En las últimas décadas, la probabilidad de tener gemelos ha aumentado considerablemente debido al retraso de la maternidad y al uso de las técnicas de reproducción asistida. Además, son muchos los profesionales que tienden a transferir más de un embrión para aumentar las tasas de éxito de los tratamientos. De esa manera, si no implanta uno, puede que lo haga otro.

Un embarazo múltiple consiste en el desarrollo de dos o más fetos de forma simultánea; mientras que un embarazo gemelar hace referencia sólo al desarrollo de dos fetos. Estos tipos de embarazos conllevan numerosos riesgos para la futura madre y para el feto debido a la modificaciones en el organismo y al poco espacio en el interior del útero.

Por consiguiente, es de vital importancia informar a las parejas que se someten a tratamientos de reproducción asistida sobre los posibles riesgos de un embarazo múltiple antes de tomar una decisión.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Riesgos en la madre

Los embarazos gemelares son complicados debido al gran volumen que ocupa el desarrollo de más de un bebé en el cuerpo de la mujer. Su organismo va a realizar un esfuerzo para adaptarse a la sobrecarga.

El útero tiene que soportar un exceso de peso y puede distenderse, por lo que ejerce más presión sobre otros órganos. Tener un embarazo de gemelos o de más bebés también se traduce en una placenta más grande y niveles hormonales mayores.

A continuación se detallan los riesgos más comunes de un embarazo gemelar en las futuras mamás.

Hipertensión arterial y preemclampsia

La hipertensión arterial inducida por el embarazo o preeclampsia es uno de los riesgos más frecuentes en las mujeres con embarazo múltiple. Generalmente, la preenclampsia suele producirse alrededor de la semana 20 de gestación y afecta a un 15-20% de las mujeres con embarazo múltiple.

Esta alteración debe ser tratada de inmediato, ya que provoca graves alteraciones e incluso la muerte tanto en madre como en el feto.

Los síntomas de la preenclampsia más comunes son:

  • Exceso de proteínas en la orina conocido como proteinuria.
  • Fuertes dolores de cabeza.
  • Función del hígado alterada.
  • Menor producción de orina.
  • Visión borrosa o pérdida temporal de la visión.

Diabetes gestacional

Este tipo de diabetes se desarrolla sólo durante el embarazo y puede causar complicaciones durante la gestación y el parto. Tiene lugar en la segunda mitad del embarazo y suele desaparece tras el parto.

La frecuencia de presentar diabetes gestacional aumenta con el número de bebés que se está gestando, por lo que un embarazo triple tiene una mayor probabilidad de causar una diabetes gestacional que un embarazo gemelar.

La causa de esta alteración es que las hormonas de la placenta tienen efecto hiperglucemiante, es decir, aumentan los niveles de glucosa en sangre y se bloquea a la insulina. De este modo, no hay suficiente insulina para contrarrestar el efecto de toda la glucosa en sangre, provocando la diabetes gestacional.

Los niveles de glucosa en sangre son más elevados en la diabetes gestacional de lo normal, es decir, son superiores a 110 mg/dl en ayunas y a 140 mg/dl después de las comidas. Sin embargo, no llegan a ser valores suficientemente altos para diagnosticar diabetes crónica.

Anemia

En el 40% de los embarazos múltiples suele aparecer anemia moderada o severa y en un 5% de los casos se requiere transfusión de sangre.

La anemia consiste en una reducción en el número de glóbulos rojos en la sangre. Durante el embarazo, los requerimientos de hierro son muy elevados debido a que hay que cubrir las necesidades de la mujer y del feto. Además, el hierro es necesario para la formación de la placenta.

Por estos motivos, en un embarazo gemelar o múltiple los niveles de hierro deben ser mayores para poder satisfacer las necesidades de todos los fetos y de la mujer gestante.

Hiperémesis gravídica

La hiperémesis gravídica consiste en la presencia de náuseas y vómitos de forma intensa y persistente durante el embarazo. Es una alteración muy común en el caso de embarazos múltiples. Puede provocar deshidratación, pérdida de peso, etc.

Su etiología es desconocida, aunque algunos factores de riesgo son:

  • Niveles elevados de Beta-hCG y estrógenos.
  • Masa placentaria típica de los embarazos múltiples.
  • Aspectos psicológicos y familiares. Hace referencia a aquellas futuras mamás que tienen familiares que han padecido náuseas y vómitos durante el embarazo.

Riesgos en los fetos

Cuando se trata de un embarazo de gemelos, los fetos pueden tener diferentes riesgos que se asocian a un bajo peso al nacer, a la prematuridad o a la probabilidad aumentada de presentar alteraciones genéticas. Además, se puede producir el síndrome de transfusión fetal por el que uno de los fetos recibe un exceso de sangre y el otro una deficiencia debido a la comunicación de sus vasos sanguíneos.

A continuación, se detallan los diferentes riesgos para los fetos de una gestación gemelar.

Bajo peso al nacer

El bajo peso al nacer de los fetos se encuentra asociado a la prematuridad. Conforme aumenta el número de fetos, el peso al nacer es menor.

Los bebés que nacen con bajo peso tienen más riesgos que los bebés nacidos con peso normal de sufrir ciertos problemas de salud, como la retinopatía o alteraciones respiratorias, especialmente durante el primer año de vida.

Un bebé tiene un bajo peso al nacer cuando su peso es inferior a 2.500 Kg.

Crecimiento intrauterino retardado

En el 30% de los embarazos gemelares, uno de los fetos presenta retraso en el crecimiento debido a que comparten los nutrientes que llegan por la placenta.

El crecimiento intrauterino retardado (CIR) hace referencia a aquellos fetos que son más pequeños de lo normal a consecuencia de problemas con el funcionamiento de la placenta. Conforme vaya pasando el tiempo, los gemelos irán creciendo y se desarrollarán sin problemas, ya que el problema del mal funcionamiento de la placenta desaparece una vez fuera del útero.

Síndrome de transfusión feto-fetal

Ante un embarazo monocorial, en el que ambos fetos comparten placenta, puede tener lugar el Síndrome de transfusión feto-fetal (STFF). En estos casos, uno de los fetos recibe un exceso de sangre y el otro una deficiencia debido a la comunicación de sus vasos sanguíneos.

Un embarazo monocorial hace referencia a los gemelos idénticos que comparten la placenta. Además, se puede dividir en monoamniótico o biamniótico, en función de si comparten la bolsa amniótica o no respectivamente.

Se trata de una complicación grave del embarazo que puede terminar en una muerte fetal intrauterina, aunque no es lo más habitual.

A continuación, se resumen los 5 estadios en los que se divide el STFF según la gravedad:

Estadio 1
se produce un aumento de líquido amniótico (polihidramnios) en uno de los fetos, mientras que en el otro hay un defecto (oligohidramnios).
Estadio 2
no se permite la identificación de la vejiga del feto donante.
Estadio 3
se producen cambios hemodinámicos debido a la alteración en la circulación fetal del receptor y/o del donante.
Estadio 4
se produce hidrops, es decir, una acumulación de líquido seroso en los compartimentos fetales.
Estadio 5
es el estadio de mayor gravedad, ya que cursa con la muerte intrauteina de uno o ambos gemelos.

Síndrome del gemelo evanescente

El síndrome del gemelo evanescente, también llamado síndrome del gemelo desconocido, consiste en la pérdida de uno de los fetos en el primer trimestre de embarazo. Normalmente ocurre antes de la semana 16 de embarazo y es muy frecuente en los embarazos múltiples.

En estos casos, el tejido fetal es reabsorbido por la madre, la placenta o por el otro feto. En numerosas ocasiones se produce un sangrado vaginal, como el de un aborto común. Sin embargo, el otro feto continúa desarrollándose en el interior del útero.

Las causas del síndrome del gemelo evanescente no se conocen. No obstante, existen estudios que indican como posible etiología diversas alteraciones cromosómicas en el embrión desde su formación.

Riesgos en el parto

En el momento del parto y después del mismo pueden ocurrir complicaciones que ponen en riesgo la vida de la madre y de los bebés. Éstas suelen ser más comunes cuando se trata de embarazos múltiples.

Placenta previa

La placenta previa es un problema que ocurre en el embarazo debido a la presencia de varias placentas o una única placenta de gran tamaño. Por ello, la posición puede que no sea la correcta y la placenta se localice en la parte más baja del útero cubriendo el cuello del útero de forma parcial o total.

Como consecuencia de esta alteración, puede producirse un sangrado vaginal e incluso un parto prematuro.

Parto prematuro

El 50% de los embarazos gemelares finalizan antes de las 37 de semanas de embarazo, lo que supone un parto pretérmino. Además, el porcentaje de parto pretérmino aumenta al 90% si se trata de embarazos múltiples de trillizos o cuádruples.

Los bebés que nacen de forma prematura pueden tener problemas de salud, ya que deben enfrentarse a ciertas complicaciones como son la dificultad para alimentarse, para respirar, etc.

Se trata de una situación de alto riesgo para el feto que se puede incrementar por factores en la madre como una infección, preenclampsia o diabetes gestacional.

En los casos más graves de prematuridad, el bebé corre un mayor riesgo de sufrir el síndrome de distrés respiratorio (RDS), hemorragia intracraneal, parálisis cerebral, etc. Todo ello se refiere a los bebés que nacen antes de la semana 32 o con un peso inferior a los 1.500 gramos.

Hemorragia post-parto

La presencia de una amplia zona placentaria y un útero muy distendido ponen a la mujer en riesgo de sufrir una hemorragia después del parto. Se produce un sangrado excesivo antes o después de la expulsión de la placenta.

A continuación, se muestran las causas más comunes de la hemorragia post-parto:

  • Restos de la placenta que quedan adheridos.
  • Incapacidad del útero para contraerse, por lo que no puede presionar los vasos sanguíneos.
  • Desgarros en el canal del parto.
  • Problemas de la coagulación.

Embarazo gemelar subrogado

El procedimiento de gestación subrogada es algo tan complejo y que supone un desgaste emocional y económico tan grande, que son muchas las parejas que prefieren transferir dos embriones para asegurar el éxito sin preocuparles la opción de tener gemelos. Sin embargo, no tienen en cuenta todos los problemas que puede conllevar.

La posibilidad de tener gemelos por gestación subrogada es exactamente igual que tener gemelos por fecundación in vitro. Por tanto, va a depender del número de embriones que se transfieren, lo que está condicionado por el acuerdo entre los padres de intención, la gestante y el médico especialista. Además, se debe tener en cuenta que el número de embriones que se pueden transferir va a depender del país donde se lleve a cabo la gestación subrogada.

Se recomienda a los futuros padres que están en el proceso de subrogación que consideren los riesgos que conlleva el embarazo gemelar.

Preguntas de los usuarios

¿Las molestias son mayores en un embarazo gemelar que en un embarazo normal?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí. Cuando hay un embarazo gemelar, es decir, desarrollo de varios bebés en el interior del útero supone un mayor esfuerzo para el organismo de la madre. Esto significa que existe un incremento de las molestias habituales del embarazo y también de numerosos riesgos, como padecer preenclampsia, diabetes, anemia, sobrepeso, etc.

En un embarazo gemelar, ¿el parto siempre se produce por cesárea?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. Si el tamaño y el peso de los bebés es adecuado y están colocados en una posición correcta, se puede optar por un parto natural. Sin embargo, muchos médicos prefieren directamente realizar una cesárea para prevenir las complicaciones que se pueden generar.

¿Qué consecuencias puede tener el síndrome del gemelo evanescente en el otro feto?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Existen numerosos estudios que indican las diversas consecuencias que sufre el feto que sobrevive tras el síndrome del gemelo evanescente. Si se produce la pérdida antes de la semana 8 de gestación, órganos como el corazón del feto superviviente pueden resultar dañados.

Sin embargo, el síndrome del gemelo evanescente no suele suponer graves consecuencias para el gemelo que continúa su desarrollo si se produce en semanas posteriores del embarazo.

Lecturas recomendadas

En un embarazo gemelar se puede producir un aumento del líquido amniótico que se conoce como polihidramnios. Si deseas obtener más información sobre este término, te invitamos a pinchar en el siguiente enlace: Polihidramnios durante el embarazo.

Además, hemos hablado acerca de la gestación subrogada. Si quieres seguir informándote, puedes visitar el artículo ¿Qué es la gestación subrogada?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Balachandar K, Inglis E. The management of severe pre-eclampsia and HELLP syndrome in a twin pregnancy with a known morbidly adherent placenta: A case report. Case Rep Womens Health. 2019 Apr 11;22:e00114. doi: 10.1016/j.crwh.2019.e00114.

Kubota Y, Suzuki S. Factors associated with the development of spontaneous intertwin membrane separation in dichorionic twin pregnancy. J Matern Fetal Neonatal Med. 2019 May 21:1-4. doi: 10.1080/14767058.2019.1618826.

Loscul C, Schmitz T, Blanc-Petitjean P, Goffinet F, Le Ray C. Risk of cesarean after induction of labor in twin compared to singleton pregnancies. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2019 Jun;237:68-73. doi: 10.1016/j.ejogrb.2019.04.005.

Mourad M, Too G, Gyamfi-Bannerman C, Zork N. Hypertensive disorders of pregnancy in twin gestations complicated by gestational diabetes. J Matern Fetal Neonatal Med. 2019 May 16:1-5. doi: 10.1080/14767058.2019.1614160.

Proctor LK, Kfouri J, Hiersch L, Aviram A, Zaltz A, Kingdom J, Barrett J, Melamed N. Association between Hypertensive Disorders and Fetal Growth Restriction in Twin Compared with Singleton Gestations. Am J Obstet Gynecol. 2019 Apr 25. pii: S0002-9378(19)30587-3. doi: 10.1016/j.ajog.2019.04.022.

Preguntas de los usuarios: '¿Las molestias son mayores en un embarazo gemelar que en un embarazo normal?', 'En un embarazo gemelar, ¿el parto siempre se produce por cesárea?' y '¿Qué consecuencias puede tener el síndrome del gemelo evanescente en el otro feto?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.