Riesgos del embarazo gemelar

Por (embrióloga).
Actualizado el 18/09/2015

Con el objetivo de aumentar las probabilidades de éxito del tratamiento de FIV, son muchos los profesionales en reproducción asistida que tienden a transferir más de un embrión. De esa manera, si no implanta uno, puede que lo haga otro. Pero, ¿y si conseguimos la implantación de ambos embriones, es decir, un embarazo gemelar?

Ante esta actitud, debemos tener en cuenta que el embarazo doble supone un mayor riesgo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Complicaciones del embarazo múltiple

El procedimiento de gestación subrogada es algo tan complejo y que supone un desgaste emocional y económico tan grande que son muchas las parejas que prefieren transferir dos embriones para asegurar el éxito sin preocuparles la opción de tener gemelos, e incluso algunos lo prefieren, para no tener que volver a pasar por el proceso en caso de querer otro hijo. Sin embargo, no son conscientes de los riesgos del embarazo múltiple.

El embarazo múltiple, es decir, de dos, tres o más fetos, supone un mayor riesgo tanto para la madre como para los futuros bebés a lo largo del embarazo y también en el momento del parto.

Por esta razón, hay legislaciones como la española que limitan el número de embriones a transferir. Actualmente son muchos los estudios dedicados a aumentar el éxito de la implantación con el objetivo final de reducir las transferencias dobles y seguir la tendencia de transferencias de un solo embrión.

Entre las complicaciones más comunes de los embarazos de gemelos o mellizos destacamos las siguientes:

  • Distensión del útero: el útero tiende a distenderse y ejerce más presión sobre otros órganos.
  • Placenta mayor y más liberación hormonal.
  • Mayor aumento de peso.
  • Placenta previa: cuando hay más de una placenta o una placenta más grande, puede que el cuello uterino quede obstruido y de lugar a sangrado vaginal y aumento del riesgo de parto prematuro.
  • Alta presión arterial.
  • Mayor probabilidad de aborto
  • Preeclampsia.
  • Exceso de vómitos (Hiperemesis gravídica) y otras alteraciones digestivas.
  • Hemorragia post-parto.

Riesgos en el recién nacido

En un embarazo gemelar, la probabilidad de alteraciones genéticas en los fetos se ve aumentada. Además, se puede producir el síndrome de transfusión fetal por el que uno de los fetos recibe un exceso de sangre y el otro una deficiencia debido a la comunicación de sus vasos sanguíneos.

Es muy común que los bebés gemelos nazcan con un peso por debajo de lo habitual. El bajo peso al nacer puede apreciarse únicamente en uno de los gemelos debido aun crecimiento discordante o en en ambos. También puede ocurrir el llamado «gemelo evanescente», fenómeno por el que uno de los dos gemelos es reabsorbido sin afectar al desarrollo del feto que sobrevive.

Por último destacar el elevado riesgo de parto prematuro, que se sitúa entre el 25 y el 45%, de hecho, un gran número de embarazo gemelares no llega a la semana 37 de gestación, con las complicaciones que ello implica.

Nacer de forma prematura se asocia a un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad infantil. Además, las consecuencias a largo plazo como la discapacidad neurológica o el síndrome de distres respiratorio, la hemorragia intracraneal o la ceguera, son más frecuentes.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.