Seguimiento del embarazo

El control sanitario de la gestante debe empezar antes de conocer el resultado de la prueba de hGC (gonadotropina coriónica humana) o test de embarazo.

No se trata de una simple comprobación del estado de salud. Es importante que especialistas médicos realicen los chequeos y análisis necesarios para controlar que la gestante está preparada para llevar a buen término el embarazo sin especiales riesgos o complicaciones graves.

También se comprueba que la gestante tiene la información necesaria acerca de los hábitos saludables durante el embarazo y de los tóxicos o prácticas de riesgo que debe evitar. Debe recibir el adecuado consejo acerca de las pautas nutricionales antes de la implantación, ya que la dieta durante la gestación adquiere vital importancia.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Control del embarazo

Pasados 10 días de la transferencia de los embriones al útero de la gestante, se puede comprobar si ha habido implantación embrionaria mediante la “prueba de embarazo”. En caso de que ésta prueba de positivo, la gestante será remitida, aproximadamente una semana después, a su ginecólogo habitual para confirmar a través de una ecografia que efectivamente el embarazo sigue su curso.

Durante todo este tiempo, la madre subrogada será objeto de atención y cuidados. Para conseguir el embarazo y el buen desarrollo de éste, es muy importante que la gestante mantenga un buen estado de ánimo, al menos los días antes a la transferencia y los primeros días después. En este sentido, el apoyo de su familia y también de los futuros padres será necesario.

Es muy difícil predecir la fecha exacta del parto, sin embargo, es posible calcular aproximadamente un intervalo de días en los que se prevé que tendrá lugar el alumbramiento. Los futuros padres deberán estar preparados para viajar al lugar correspondiente en el momento que se avise.

Normalmente intentarán llegar antes del nacimiento para poder estar presenten durante el parto y ser los primeros en cuidar de su bebé. Sin embargo esto no es siempre posible. En estos casos, es muy importante llegar cuanto antes para evitar que el recién nacido quede desamparado.

En caso de que el resultado del test de embarazo sea negativo, la mujer gestante dejará de tomar los medicamentos que estaba tomando para preparar el endometrio y esperará y esperará a su nuevo ciclo menstrual. El centro de reproducción asistida valorará el mejor momento para realizar un nuevo intento.

Relación entre la gestante y los futuros padres

La relación entre la gestante y los futuros padres será tan cercana como ambas partes deseen. Se trata de una decisión muy personal. En función de cómo sea esta relación, los futuros padres seguirán el embarazo de una manera más o menos cercana.

Independientemente del grado de confianza que exista entre los futuros padres y la gestante, la clínica que esté llevando el proceso de fecundación in vitro y el seguimiento del embarazo, informará de forma periódica a los padres de intención del resultado de las ecografías así como de las posibles complicaciones que hayan podido surgir durante la gestación.

Hay parejas que deciden tener contacto con la madre gestante antes, durante y después del embarazo y otros que prefieren mantener las distancias.

  • Algunas parejas consideran que tener contacto con la mujer que gestó a su hijo puede suponer un conflicto emocional e incluso derivar en celos y complejos.
  • Otras personas creen que la gestante es una mujer muy importante en la vida de su futuro hijo y por ello quieren conocerla en profundidad; además, piensan que mantener una íntima relación con la gestante les hace más partícipes del embarazo y el nacimiento de su hijo.

En muchos casos, el vínculo creado entre la gestante y los futuros padres es tan fuerte que siguen teniendo contacto con el paso de los años . Continúan hablando regularmente, intercambiándose fotografías, haciendo videoconferencias, etc. Incluso hay parejas que han querido tener un segundo hijo y para ello han vuelto a recurrir a la misma gestante, ya que consideran que es importante que los hermanos compartan la mujer que los gestó.

Aunque como hemos comentado, el seguimiento del embarazo se puede realizar a través de la información que la clínica da a los padres, si existe relación entre los padres de intención y la gestante, ésta podrá dar detalles de la evolución del embarazo día a día.

Mantener una relación más o menos fuerte con la gestante no es ni mejor ni peor. Desde aquí recomendamos que en la primera cita se acuerden las preferencias de ambas partes en relación a este asunto. Es importante que todos los implicados se sientan cómodos con la decisión tomada acerca de la relación personal antes, durante y después del nacimiento del bebé.

Un comentario

  1. avatar
    Tudelao

    Yo defiendo totalmente la relación personal con la gestante. Es importante tener relación con ella para que en el futuro puedes hablarle a tu hijo sobre sus orígenes y el modo en que fue traído al mundo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar