Selección del mejor embrión

En un proceso de gestación subrogada, la técnica reproductiva llevada a cabo para obtener los embriones que serán posteriormente transferidos a la gestante, es la fecundación in vitro (FIV).

En un proceso de FIV se obtiene generalmente un alto número de embriones viables por lo que es necesario clasificarlos en base a su calidad y potencial de implantación para poder elegir cuál o cuáles de ellos se van a transferir.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Número de embriones a transferir

En el procedimiento de subrogación, el número de embriones a transferir es una decisión que se toma entre la gestante y los padres de intención, siempre teniendo la información adecuada sobre los riesgos y beneficios y prestando especial atención a las recomendaciones médicas.

Generalmente se transfieren entre uno y tres embriones con el fin de tener una alta probabilidad de conseguir el embarazo sin aumentar a su vez la tasa de embarazo múltiple, lo cual podría suponer un mayor riesgo para la gestante.

Así, de entre todos los embriones viables obtenidos tras la fecundación, se debe realizar la selección de uno, dos o tres de ellos, dependiendo de la decisión tomada, en base a sus características, calidad y potencial de desarrollo.

Calidad embrionaria

Para seleccionar el embrión de mayor calidad y potencial de implantación tras la transferencia se analizan una serie de características del mismo dependiendo del día en que va a ser realizada la transferencia:

Selección en día 1

Pasadas 24 horas de la fecundación, se analiza la presencia de los dos pronúcleos, el masculino y el femenino, (PN) y los 2 corpúsculos polares (CP), lo cual es indicativo de que el embrión ha sido fecundado correctamente.

Todos los embriones que presenten una desviación en el número de PN o CP son descartados para la transferencia, ya que se trata de embriones no viables resultado de una fecundación anómala o errores en la fecundación.

Selección en día 2 y día 3

El día 2 y 3 de desarrollo el embrión va duplicando sus células. Así, en día 2 deberíamos apreciar 4 células o blastómeras y en día 3, alrededor de 8 células. En este momento, se analizan principalmente las siguientes características para determinar la viabilidad del embrión:

  • Simetría de las blastómeras: las células deben ser más o menos del mismo tamaño.
  • Un núcleo por célula. más de un núcleo puede llevar a errores de división.
  • Fragmentación: se estudia tanto el número de fragmentos como su distribución en el interior del embrión.
  • Grosor y aspecto de la zona pelúcida.

Selección en día 4

Al final del día 3 o iniciando ya el día 4 de desarrollo dependiendo del ritmo de división, el embrión inicia la llamada compactación celular que oru al estadio de mórula.

Este momento no nos permite observar rasgos concretos pero sí podemos intuir si un embrión es mejor o peor en función del grado y modo de compactación.

Selección del blastocisto

A partir del día 5 de desarrollo, el embrión se expande y empieza a formar una cavidad líquida en el interior denominada blastocele, y diferenciando sus células en células de la masa interior o células del trofoectodermo.

En este momento, el embrión pasa a denominarse blastocisto y se selecciona en base a:

  • Grado de expansión
  • Aspecto de la masa celular interna (MCI): número de células, compactación, situación…
  • Aspecto de las células del trofoectodermo: número, situación, forma…

En base a todas estas características se determina si un embrión es de mayor o menor calidad. Los embriones de mayor calidad serán los primeros que se seleccionen para la transferencia y el resto de embriones viables serán criopreservados para su uso en ciclos posteriores.

La transferencia suele realizarse en día 2- 3 o 5-6, dependiendo de las características que hemos señalado y que marcan la calidad del embrión así como del ritmo de división.

3 comentarios

  1. avatar
    Paz

    Y los embriones que no son tan buenos, qué se hace con ellos? Se pueden congelar igualmente o no sirven porque podrían dar lugar a bebés con malformaciones?

  2. avatar
    Marcela

    ¿Es la misma seguridad de éxito implantar embriones congelados que embriones recién fecundados? ¿Cuál es la modalidad de asegurarse que un embrión congelado está correcto para implantarlo? ¡Gracias!

    • avatar
      Andrea RodrigoEspecialista en reproducción asistida

      Hola Marcela,
      la congelación embrionaria (vitrificación) permite unas tasas de supervivencia muy elevadas y el daño causado en el embrión es muy bajo por lo que prácticamente se mantiene la probabilidad de embarazo. No obstante, es importante tener en cuenta que cualquier manipulación del embrión puede causar alteración de sus cualidad y ello hacer disminuir su probabilidad de implantación.

      Los embriones son analizados antes y después de la preservación y en base a la clasificación y estudio del embrión, se determina la capacidad de implantación y la probabilidad de éxito tras la transferencia.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar