Sensaciones de una gestante momentos antes de dar a luz en Estados Unidos

Kristin es una mujer estadounidense madre de dos hijas que decidió que quería ayudar a una familia a alcanzar la felicidad de la paternidad gestando a su bebé.

A pocas semanas de dar a luz, respondió a nuestras preguntas sobre el proceso de gestación subrogada. En esta entrevista nos habló de sus sensaciones durante el embarazo, el modo como lo ha vivido y lo que este proceso ha supuesto a ella y a su familia.

Hoy, ya finalizado el proceso y estando ya las recién nacidas con sus padres Sonia y Javier, os mostramos la entrevista a Kristin.

¿Cuál fue el motivo por el que decidiste ser gestante?

Creo que todos tenemos derecho a tener hijos y es una verdadera pena que algunos no pueden tenerlos por causas ajenas a su voluntad. Yo disfruté de estar embarazada y además no tuve ninguna complicación. Me encanta ser madre y, por eso, quería darle la misma oportunidad a otra pareja.

Estudié la posibilidad de convertirme en gestante y lo consulté con una amiga que ya lo había sido antes. Y así fue como mi marido y yo decidimos que esto era algo en lo que realmente queríamos embarcarnos.

¿Qué diferencias existen entre el embarazo de tus hijas y el de Noa y Lucía, las bebés que estás gestando para Sonia y su marido?

El embarazo en sí ha sido algo distinto, un poco más difícil esta vez. Tener niños en casa a los que cuidar implica cansarse antes. Noa y Lucía están desarrollándose muy bien, lo que significa que mi barriga está aumentando a toda velocidad. Por otro lado, como no son mis hijas, también me resulta un poco distinto hablar con otros acerca de mi embarazo.

También suelo tener algo más de miedo cada vez que tengo revisión médica, porque no quisiera salir de allí teniendo que darles malas noticias a los futuros padres. Por suerte, ¡¡esto no ha pasado!! Asimismo, las emociones que me está causando este embarazo son muy distintas.

Gestar a los bebés de otros padres y ver a Sonia y Javier emocionarse con las últimas noticias sobre sus hijas es una experiencia fascinante. Es maravilloso poder compartir novedades, ir dando pasos hacia delante con ellos y ver cómo se preparan para ser padres. ¡Es una experiencia única! Me muero de ganas de que llegue el momento en que conozcan a sus hijas. Creo que lo que sentiré ese día será algo que nunca más podré volver a sentir.

¿Qué es lo mejor de ser gestante? ¿Y los aspectos malos?

Lo mejor es ver a Sonia y Javier pasar por cada una de las fases del embarazo. Están súper ilusionados, como no podría ser de otra manera, y saber que estoy ayudándolos a hacer realidad su sueño de ser padres es maravilloso.

La verdad es que no encuentro ninguna parte negativa en ser gestante. Quizá todas las preguntas que me hacen los desconocidos, pero eso era de esperar.

¿Volverías a ser gestante para Sonia y su marido? ¿Y para otras parejas?

Si Sonia y Javier quisieran tener otro hijo, podría plantearme volver a ser su gestante. Pero, en general, mi idea es hacerlo solo esta vez. Cuando comencé con esto, lo que yo tenía en mente era hacerlo una única vez. Me hago mayor y, conforme mis hijos crecen, me gustaría asegurarme de que puedo darles toda la atención y el cuidado que necesitan.

Esto es algo que siempre había querido hacer, y estoy muy, muy, muy feliz de que todo esté yendo tan bien. Sin embargo, me supone una carga extra a la hora de equilibrar mi vida laboral y familiar. Por eso, cuando las bebés nazcan y me recupere, me quiero centrar en mi familia y bienestar personal.

¿Cómo vive tu familia el proceso? ¿Entienden tus hijas que estés embarazada pero no vayan a tener hermanos?

Lo cierto es que mis hijas no entienden qué es el embarazo o que culmina con el nacimiento de un bebé o bebés. Solo tienen 2 años y medio, y nunca han estado junto a alguna mujer embarazada como para entender que, normalmente, lo que hay dentro de la barriga que está creciendo resulta en un bebé/hermano.

Puesto que no saben como funciona un embarazo normal, nunca les he explicado cuál es la diferencia con el proceso de gestación subrogada. Ambas me dan besos en la barriga a menudo, pero creo que lo que intentan en realidad es hacerme sentir cómoda, ya que no entienden qué está sucediendo. Les he dicho que dentro de mi barriga hay bebés, pero no tengo claro que terminen de “pillarlo”.

El resto de la familia me ha apoyado muchísimo a lo largo de todo el proceso. Entienden mis motivos para querer ser gestante y me apoyan al cien por cien. Mis padres conocen a Sonia y Javier, y ¡les caen genial! Están felices y orgullosos de que pueda ayudarlos a cumplir su sueño de ser papás.

¿Cómo es la relación con los futuros padres de las bebé que estás gestando?

¡Nos llevamos de maravilla! Nos enviamos mensajes varias veces a la semana con las últimas novedades acerca del embarazo o sobre nuestras vidas en general. También hablamos por Skype. Creo que mi relación con Sonia y Javier va para largo y espero poder visitarlos a ellos y a las niñas en Barcelona. Me muero de ganas por estar al día acerca de cómo se están criando y no puedo esperar más para ver a Sonia y Javier como padres.

¿Querrías que Noa y Lucía te conocieran cuando fueran mayores?

Me encantaría conocer a las niñas cuando crezcan (o en el momento en que Sonia y Javier lo consideren oportuno). Espero poder estar en contacto con ellos por muchos años, así que la respuesta es sí, claro que me gustaría conocer a las niñas y verlas crecer.

*Esta entrevista se ha realizado en inglés puesto que éste es el idioma nativo de la persona entrevistada. Las respuestas que hemos leído han sido traducidas.

Un comentario

  1. avatar
    pameli

    Pero que niñas más ideales!! Enhorabuena Sonia y enhorabuena también a Kristin por ser una gran persona.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar