Las adherencias uterinas causadas por el síndrome de Asherman solamente pueden ser eliminadas mediante cirugía. A continuación, para evitar que vuelvan a salir estas sinequias, será necesario llevar a cabo los siguientes procedimientos:

  • Suplementos de estrógenos para ayudar a la curación del útero
  • Insertar un globo uterino que evite que las paredes uterinas se vuelvan a pegar
Puedes leer el artículo completo en:    42
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.