El síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) se produce cuando una mujer responde de forma anormalmente alta a la medicación administrada para estimular el ovario. También puede tener lugar de forma natural debido a un aumento de los niveles de LH.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO)

Consecuencias de la hiperestimulación

Naturalmente una mujer libera un óvulo en cada ciclo, sin embargo, durante un proceso de FIV se busca obtener el mayor número de óvulos posibles para aumentar así las probabilidades de conseguir embriones viables susceptibles de dar lugar a un embarazo.

Para conseguir la superproducción de óvulos, la mujer recibe un tratamiento farmacológico hormonal. Es lo que se conoce como estimulación ovárica controlada.

Un proceso de gestación subrogada es un proceso de FIV por lo que es necesario obtener los ovarios, ya sean de la paciente o de una donante. Para ello, se estimula la producción ovárica mediante medicación externa. Si el ovario responde a estos fármacos de forma exagerada, es posible que la mujer sufra el síndrome de hiperestimulación ovárica.

Las consecuencias principales del SHO son:

  • Hinchazón de los ovarios.
  • Aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos con la extravasación de líquido y su acumulación en la cavidad peritoneal.
  • La extravasación de líquido puede llegar a comprometer la función de los sistemas hepático, hematológico, renal y respiratorio.

El SHO se produce tras la ovulación, es decir, una vez los óvulos han sido liberados, y culmina con la llegada de la menstruación. Por tanto, su duración es de entre 10 y 14 días aproximadamente.

Síntomas del SHO

Los síntomas que sufre una mujer cuando padece el SHO puede ser de mayor o menor gravedad en función de las características de cada situación:

  • SHO leve: distensión abdominal, dolor suave de abdomen o aumento de peso…
  • SHO moderado: dolor intenso de abdomen, fiebre, disminución de la micción, dificultades respiratorias, náuseas, diarrea o mareos.
  • SHO muy grave: ascitis, deshidratación, torsión de los ovarios…

Generalmente, las mujeres que se ven afectadas por este síndrome no llegan a sentir síntomas demasiado graves. En ocasiones excepcionales, es necesario ingresar a la paciente para administrarle suero por vía intravenosa y conseguir reducir su deshidratación.

¿Cómo se puede evitar el SHO?

La estimulación ovárica controlada se inicia con la administración de gonadotropinas (FSH/LH) que son las encargadas de favorecer la producción ovárica. Aproximadamente 4 días antes de la punción ovárica (extracción de los óvulos) se administran antagonistas de la GnRH que evitarán la liberación endógena de LH y por tanto la ovulación natural.

A continuación se adminitra la hormona hCG, que desencadenará la ovulación 36 horas antes de la inyección. La punción se programará antes de que hayan pasado estas 36 horas.

Cuando se produce una respuesta elevada a las gonadotropinas y la producción ovárica es muy alta, existe el riesgo de SHO tras la administración de la hCG. Una forma de evitar el SHO en estos casos es desencadenar la ovulación con otro tipo de medicación como por ejemplo con análogos de la GnRH o LH recombinante.

Otra acción posible para impedir el SHO es reducir la dosis de medicación o cancelar el ciclo en casos en los que el nivel de estrógeno en sangre y la ecografia demuestran una repuesta elevada a la estimulación.

3 comentarios

  1. avatar
    CarmenCito

    Me gustaría contar mi historia. Cuando empecé con la estimulación todo iba bien, me sentía muy pesada y tenía algo de malestar pero todo bien, nada grave. La punción fue bien pero justo el día de después y durante más o menso tres días tuve muchos mareos, malestar, e incluso fiebre.
    Fui al médico y me dijo que era posible que estuviera sintiendo un leve SHO y que de haber visto el riesgo, en la clínica de fertilidad deberían haberme cambiado la medicación final del tratamiento de estimulación.
    No fue grave pero podría haberlo sido.

    Ahora ya no lo recuerdo casi porque finalmente todo salió bien, los embriones fueron buenos y la gestante quedó embarazada a la primera.

  2. avatar
    minion

    Me han sacado 17 óvulos. ¿Es mucho? No tengo síntomas de hiperestimulación pero me da miedo, que mi hermana acabó en el hospital por el síndrome de hiperestimulación.

    • avatar
      Sara SalgadoEspecialista en reproducción asistida

      Hola minion,

      Si no notas ningún cambio en tu cuerpo ni dolores o molestias puedes estar tranquila. Es importante que estés vigilante por si acaso e informes al médico si notas algo que te parece fuera de lo normal.

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar