Durante un tratamiento de FIV, se busca obtener el mayor número de óvulos posible. Para ello, se administra medicación externa que estimule la producción de óvulos en el ovario. De esta manera conseguiremos obtener en el mismo ciclo más de un óvulo, que es lo que ocurre de forma natural.

Este tipo de medicación hormonal se administra generalmente por vía subcutánea mediante inyecciones en la zona abdominal.

Puedes leer el artículo completo en:    82

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar