Una de las principales acciones para evitar el SHO es controlar la dosis de medicación y el desarrollo del ovario mediante ecografias y análisis hormonales.
También es posible en caso de apreciar un crecimiento excesivo de óvulos, desencadenar la ovulación con análogos de la GnRH o LH recombinante, en lugar de emplear hCG.

Puedes leer el artículo completo en:    82

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar