Soluciones mágicas vs. Seguridad jurídica

Tenemos el privilegio de recibir muchas consultas a diario: ¿Cuáles son los costes del proceso de gestación subrogada? ¿Solo trabajan en Estados Unidos? ¿Cuánto tiempo lleva el proceso? Y así, podríamos seguir enumerando hasta la pregunta mil.

Cada vez con mayor frecuencia recibimos futuros padres confundidos, agotados y derrotados antes de comenzar el mayor proyecto de sus vidas. Nos sorprende darnos cuenta como la inquietud acerca del proceso legal está presente solo en unos pocos.

Es tal el deseo, la desesperación en muchos casos, la frustración por “querer y no poder”, que muchas veces la resignación lleva a conformarse con espejismos y falsas promesas.

Lo primero que pensará el lector de este artículo es que es mucho más fácil para el que económicamente puede permitirse un proceso con todas las garantías. Pero, con frecuencia, nos sucede que esto no es así. También hay gente que elige otros destinos por otras razones.

Gestación subrogada en EEUU

Que quede claro: Al presente, Estados Unidos es el único país que reconoce la filiación de los padres españoles mediante sentencia judicial. Y no todos los estados tienen una ley específica (statute) que regule todos los aspectos de la gestación subrogada.

No todos los estados son “amigables” para todos los casos. Llevamos más de 10 años ofreciendo soluciones integrales -información, orientación y asistencia- a los futuros padres internacionales en sus procesos de gestación subrogada.

Hemos vivido más de 150 casos y ya hemos oído muchas veces como en un abrir y cerrar de ojos, un estado “amigable” dejaba de serlo solo porque el Juez se retiró y otro tomó su lugar.

El nuevo, ya no quería -como su antecesor- que, por ejemplo, dos chicos estuvieran inscritos como padres en un certificado de nacimiento. Y mucho menos siendo extranjeros.

Situación de la gestación subrogada en España

Por su parte, en España, la gestación subrogada no está legalizada, pero está reconocida como técnica de reproducción asistida. El artículo 10 de la Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana asistida establece que el contrato por el que se acuerda la gestación a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante, haya o no remuneración, se considera nulo de pleno derecho.

En octubre de 2010, la “Dirección General de los Registros y el Notariado” dictó una instrucción para fijar los criterios que determinan las condiciones de acceso al Registro Civil español de los nacidos mediante este proceso.

Podrá inscribirse a los niños siempre que: el procedimiento se haya llevado a cabo en un país en el que dicha técnica esté regulada, que uno de los padres sea español y que exista una resolución judicial que garantice la legalidad del proceso y los derechos de la mujer gestante, la cual no figurará en los registros.

Ante esta ambigüedad, en febrero de 2014, una sentencia del “Tribunal Supremo” estableció que: registrar a los niños nacidos por gestación subrogada a nombre de los dos padres suponía burlar la ley de 2006 que no permite esta técnica en España, así que se paralizaron las inscripciones en los consulados.

Tras una sentencia del “Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo” que condenó a Francia por no reconocer la paternidad de parejas que habían tenido a sus hijos por este método en Estados Unidos, el “Ministerio de Justicia Español” dio orden a los consulados de permitir la inscripción de estos niños como se había hecho hasta febrero de 2014.

Es por todo lo expuesto que nuestra consultora, Surro Conexión, trabaja únicamente con agencias, clínicas y abogados en Estados Unidos. Una vez que conocemos el perfil de los futuros padres, buscamos la agencia ideal y actuamos como nexo entre los futuros padres, la gestante, los médicos, abogados, etc.

Nuestros servicios son sin coste ya que son los proveedores de servicios los que nos contratan para encaminar los procesos. Con tantos años de trayectoria, afortunadamente muchos nos eligen para asegurarse de que los futuros padres cuenten con las herramientas adecuadas -y el apoyo necesario- para cumplir el sueño de sus vidas.

Un sueño que puede convertirse fácilmente en una pesadilla si la seguridad jurídica no es valorada debidamente sin la emocionalidad lógica que conlleva este proceso.

Un comentario

  1. avatar
    Molly

    Hay que hacer las cosas bien y de forma legal porque luego pasan cosas y quien sale escaldado es la pobre criatura, que no tiene ni voy ni voto en todo el asunto y es al final lo más importante. La cosa no es tener un hijo a cualquier precio, si no saber cómo y dónde hacer las cosas para que no haya problemas en el camino, que ya bastante supone emocionalmente como para llevarse más mazazos de la cuenta.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar