Cada país muestra sus peculiaridades a la hora de realizar el registro de los recién nacidos.
Carol y Toni acudieron al consulado español con la renuncia ante notario de la gestante. Así, el bebé fue regustrado como hijo de su padre biológico.
Una vez en España, Carol tuvo que adoptar al bebé.

Puedes leer el artículo completo en:    388

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar