El primer nacimiento por fecundación in vitro (FIV) fue en 1978 y desde entonces el éxito de esta técnica se ha ido incrementando gracias a los numerosos avances tecnológicos y la aplicación de nuevos métodos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Probabilidad de éxito

Para determinar las tasas de éxito de un tratamiento de fecundación in vitro (FIV) se deben tener en cuenta diferentes aspectos entre los que destacamos:

  • Edad de la mujer
  • Si la FIV se realiza con óvulos propios o de donante
  • Si la transferencia es en fresco o con embriones congelados
  • Si se ha llevado a cabo o no un DGP
  • Técnica de fecundación in vitro empleada (FIV o ICSI)
  • Clínica de reproducción asistida

Además, a la hora de observar o estudiar las diferentes tasas de éxito es importante tener en cuenta en base a qué se está definiendo dicha tasa. Así, podremos hablar de porcentaje de gestación por ciclo iniciado, por punción o por transferencia; o también de porcentaje de parto también por ciclo iniciado, por punción o por transferencia realizada.

Teniendo en cuenta las diferentes variaciones de cada situación de infertilidad en función de las características de cada tratamiento, la causa de infertilidad y demás aspectos a tener en cuenta, las tasas no son exactas sino que se trata de datos aproximados.

Importancia de la edad de la mujer

A medida que la edad de la mujer avanza, su calidad y cantidad de óvulos disminuye y por ello la tasa de éxito de una fecundación in vitro se ve reducida.

  • Mujeres menores de 35 años: la tasa de gestación por transferencia se sitúa entorno al 43% y la tasa de parto por transferencia es de aproximadamente 21%.
  • Mujeres de entre 35 y 39 años: tienen una probabilidad de quedar embarazadas cercana al 37% y una tasa de parto de alrededor del 16%
  • Mujeres de 40 o mayor edad: la probabilidad de que el embarazo llegue a término van disminuyendo hasta aproximadamente el 7% en por transferencia. La tasa de gestación por transferencia se sitúa alrededor del 24%

Como vemos, los porcentajes de éxito se reducen de forma drástica a medida que la mujer avanza en edad, principalmente debido a pérdida de calidad ovocitaria. Por ello, la donación de óvulos es tan importante para estas mujeres, ya que puede suponer la solución a su problema de infertilidad.

A modo de resumen podríamos decir que el porcentaje de parto con óvulos propios varía de un 20 a un 7% en función de la edad. Por ello, se aconseja a las mujeres con más de 35 años que consideren como opción la ovodonación.

Las tasas de gestación varían aproximadamente de un 38% cuando se emplean óvulos propios a un 54% cuando los óvulos son de donante, y la tasa de embarazo a término (tasa de parto) pasa de un 22% (óvulos propios) a un 32% cuando se recurre a la ovodonación.

¿FIV o ICSI?

Son muchas las personas que prefieren realizan la ICSI en lugar de la fecundación in vitro convencional porque creen que, al introducir el semen directamente en el óvulo, la probabilidad de embarazo aumenta.

Sin embargo, las tasas de embarazo y de parto por transferencia realizada al emplear FIV son del 39,5% y 22,9% respectivamente y si aplicamos la ICSI rondan el 38% y el 22%.

Como vemos, las variaciones no son drásticas, pero sí existe un aumento general al aplicar FIV. No obstante, la aplicación de una u otro técnica dependerá de la causa de infertilidad, especialmente del factor masculino, ya que hay patologías como la azoospermia obstructiva o la astenozoospermia grave que requieren necesariamente la aplicación de la ICSI.

La ICSI también es necesaria cuando se realiza un tratamiento de diagnóstico genético preimplantacional (DGP). La tasa de parto por transferencia en un ciclo de DGP es cercana al 32,6%.

La vitrificación o congelación de los embriones también puede hacer variar las tasas de éxito. Así, la tasa de parto por transferencia de embriones criopreservados procedentes de ovocitos propios es cercana al 18% y si proceden de óvulos de donante es del 22,5%. Estas tasas en fresco son del 22% y 32% respectivamente, por lo que estos nos indica que la criopreservación de los embriones disminuye ligeramente las tasas de éxito.

Un comentario

  1. usuario
    MiguelFrasco

    Menudo jaleo… son muchas cosas a tener en cuenta y claro, cada clínica te da los datos que más le interesan. La verdad es que viene muy bien información tan detallada cuando estás buscando para empezar un tratamiento. Gracias

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar