Las técnicas de reproducción asistida y su uso en gestación subrogada

La gestación subrogada, conocida también como maternidad subrogada o subrogación uterina, es un procedimiento de reproducción asistida, ya que para llevarlo a cabo es necesario realizar una técnica de inseminación artificial o de fecundación in vitro (FIV).

Además, también pueden aplicarse otros procesos reproductivos como la donación de gametos (óvulos y semen) o el diagnóstico genético preimplantacional (DGP).

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Tratamientos de reproducción asistida

Las principales técnicas de reproducción asistida que permiten tener hijos a las personas con problemas reproductivos o sin pareja son la inseminación artificial y la fecundación in vitro (FIV), ya sea convencional o mediante la microinyección de espermatozoides (ICSI).

Hagamos un repaso de cada una de ellas:

Inseminación artificial

Es una técnica sencilla que consiste simplemente en depositar la muestra de semen en la cavidad uterina de la mujer a fin de que los espermatozoides sean capaces de ascender hasta las trompas de Falopio y fecundar el óvulo para dar lugar al embrión. Posteriormente, éste deberá llegar hasta el útero e implantar, lo cual marca el inicio del embarazo.

Para aumentar la probabilidad de éxito en comparación con el coito natural, el semen pasa por un proceso conocido como capacitación espermática. Este procedimiento permite concentrar la muestra en espermatozoides de mejor calidad y los activa para permitir la penetración en el óvulo.

También la mujer recibe un tratamiento hormonal que permite controlar el momento de la ovulación para hacerla coincidir con la inseminación y facilitar así el encuentro entre óvulo y espermatozoide.

Fecundación ‘in vitro’ (FIV)

Se trata de una técnica de mayor complejidad que la inseminación artificial. Consiste en extraer los óvulos del ovario a través de la punción folicular para que, posteriormente, en el laboratorio, tenga lugar la fecundación. En ese caso, los embriones obtenidos se dejan en cultivo entre 3 y 5 días. Pasado este tiempo, se realiza la transferencia embrionaria al útero de la mujer a la espera de que ésta quede embarazada.

Existen dos formas principales:

FIV convencional o clásica
los óvulos obtenidos se dejan en una placa de cultivo con una concentración determinada de espermatozoides capacitados a la espera de que al menos uno de ellos sea capaz de penetrar el óvulo y permitir la fecundación.
ICSI o inyección intracitoplasmática de los espermatozoides
se selecciona un espermatozoide y, mediante un microinyector, se deposita directamente en el interior del óvulo a la espera de que se produzca la fecundación (unión de los núcleos del óvulo y el espermatozoide).

Técnicas complementarias

Junto a estas técnicas básicas, existen otros procedimientos de reproducción asistida complementarios que permiten mejorar el éxito del tratamiento. Los más relevantes son:

Donación de óvulos y semen

Tanto en la inseminación artificial como en la FIV y la ICSI se puede emplear semen de donante.

Sin embargo, en caso de necesitar la donación de óvulos, no es posible emplear la inseminación artificial, por lo que se deberá realizar un tratamiento in vitro, ya sea FIV o ICSI.

Se recurre a la donación de gametos (óvulos o espermatozoides) principalmente en los siguientes casos:

  • Ausencia de óvulos o espermatozoides propios
  • Mala calidad
  • Presencia de alteraciones genéticas susceptibles de ser heredadas por la descendencia
Si quieres información detallada sobre la donación de gametos, puedes visitar este enlace: inviTRA.es, la mayor comunidad internacional de ayuda en la donación de óvulos.

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP)

El Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) es el análisis genético de los embriones antes de su transferencia para evitar enfermedades o alteraciones genéticas en los futuros hijos.

Consiste en extraer una o un conjunto de células del embrión para analizarlas genéticamente y descubrir si existe alguna anomalía genética o cromosómica. Así, solo se transferirán a la mujer los embriones sanos, sin alteraciones que puedan dar lugar a enfermedades graves en el futuro bebé.

Este análisis solo es posible al aplicar las técnicas de fecundación in vitro, preferiblemente la ICSI.

La congelación de gametos y embriones

La congelación de óvulos, espermatozoides y embriones permite optimizar los tratamientos reproductivos así como preservar la fertilidad.

En el caso de los óvulos y los embriones, el método de criopreservación empleado actualmente es la vitrificación, un sistema de congelación ultrarrápida que permite unas estupendas tasas de éxito.

Obtén más información en este enlace: ¿En qué consiste la vitrificación de embriones?

¿Qué técnicas de reproducción asistida se utilizan en gestación subrogada?

La gestación subrogada o por sustitución es un proceso de reproducción asistida por el que una mujer se ofrece a gestar el bebé de otra mujer, hombre o pareja.

Distinguimos dos tipos de gestación subrogada en función de la técnica reproductiva aplicada para lograr el embarazo de la gestante subrogada, conocida como madre de alquiler o madre sustituta:

La gestación subrogada incompleta o tradicional
se emplea la técnica de inseminación artificial, lo cual implica que la gestante sea, además, la mujer que aporta la dotación genética femenina al futuro bebé.
La gestación subrogada completa o gestacional
se aplican las técnicas de fecundación in vitro (FIV convencional o ICSI) para lograr el embarazo de la gestante. Esto permite que los óvulos empleados sean de la futura madre o de una donante.

En la actualidad, la gestación subrogada tradicional no suele aplicarse, pues, como hemos comentado, ello supone que la gestante subrogada sea, además, la madre biológica del niño al que ha dado a luz.

Lo habitual es realizar una fecundación in vitro y así permitir que la futura madre pueda ser la madre biológica de su hijo, a pesar de no gestarlo.

En caso de que la futura madre o madre de intención no pueda aportar los óvulos, se recurrirá a una ovodonante, que deberá ser una mujer diferente a la gestante subrogada para evitar el vínculo genético entre ésta última y el bebé y reducir al máximo su implicación en el proceso.

En este artículo puedes informarte sobre los diferentes tipos de gestación subrogada: ¿Cuántos tipos de maternidad subrogada existen?

La criopreservación de los embriones que no se transfieren también es común en casos de gestación subrogada. Así, si la gestante no se queda embarazada a la primera, no se ha de comenzar el ciclo desde el principio, sino que se desvitrifican embriones y se procede a la transferencia para intentar de nuevo el embarazo.

También se puede emplear el DGP en los casos de subrogación. En algunos países, como Estados Unidos, el estudio genético a los embriones se hace de forma rutinaria e incluso se permite la selección del sexo del bebé. Sin embargo, generalmente, el DGP no se realiza a menos que haya una indicación médica para ello.

Preguntas de los usuarios

¿Por qué no se suele utilizar la inseminación artificial en un embarazo subrogado? ¿No sería más barato hacerlo así?

El motivo principal por el que se utiliza la FIV en lugar de la inseminación artificial es evitar que la gestante sea la madre biológica del bebé.

En la FIV se utilizan los óvulos de la madre de intención y el semen del padre intencional, por lo que serían ellos los padres biológicos del niño. En caso de que no puedan ser ellos los que aporten los óvulos o el semen, se utilizarían gametos de donantes, pero nunca los óvulos de la gestante. Así, se reduce el impacto psicológico a la hora de entregar el bebé a los padres de intención.

¿La fecundación ‘in vitro’ en maternidad subrogada se hace igual que en los tratamientos propios?

Sí, la única diferencia es que la transferencia de embriones se hace a una tercera persona: la gestante. Por lo demás, el proceso es el mismo.

Se hace la estimulación ovárica y la punción folicular a la madre de intención o a una donante de óvulos. Luego, se procede a la fecundación en el laboratorio por FIV convencional o por ICSI, se cultivan los embriones y se selecciona el mejor o los mejores para la transferencia al útero de la gestante. Los embriones sobrantes se congelan para poder utilizarlos más adelante en caso necesario.

¿Se puede utilizar alguna técnica para elegir el sexo del bebé en gestación subrogada?

Si, pero en la mayoría de países la selección del sexo solo está permitida con fines terapéuticos, es decir, para evitar una enfermedad grave en la descendencia. Sin embargo, en algunos países (p. ej. Estados Unidos) está permitida la selección no terapéutica del sexo, tanto en tratamientos de FIV propios como en gestación subrogada.

Entra en este enlace para más información sobre la selección del sexo: Elegir el sexo del bebé.

Lectura recomendada

En este artículo hemos comentado que la técnica de reproducción asistida más empleada en los procesos de subrogación uterina es la FIV. ¿Quieres conocer en qué consiste este procedimiento? Descúbrelo en este artículo: ¿Cuáles son los pasos de la FIV?

Por otra parte, hemos hablado también del DGP, un proceso de selección embrionaria cada día más empleado. En este enlace puedes obtener información detallada: ¿Qué es el DGP o diagnóstico genético preimplantacional?

Por ultimo, aunque hemos dicho que no suele aplicarse en casos de subrogación de útero, quizá te resulta interesante este artículo para entender la razón por la que se emplea generalmente la FIV: ¿En qué consiste la inseminación artificial?

Un comentario

  1. avatar
    Domingo123

    La gestación subrogada es una técnica más de reproducción asistida, solo que la etapa final varía porque el embrión se implanta en una mujer diferente a la que lo va a criar. Pero todo el procedimiento de fecundación y eso es igual por lo que creo que este artículo es muy importante y detalla bien los procesos de reproducción.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar