La inseminación artificial es una técnica de baja complejidad que consiste en la introducción y deposición de espermatozoides en el útero femenino en el momento de la ovulación a la espera de que al menos uno de ellos sea capaz de fecundar el óvulo y permitir el embarazo.

Es una técnica reproductiva que puede emplearse en casos de gestación subrogada, aunque no es común, puesto que implica que la gestante sea también la madre biológica.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar