Fragmentación del concepto de maternidad

Última actualización: 26/01/2018

El concepto tradicional de madre agrupa el hecho genético (transmisión del ADN por el óvulo), la gestación (el hecho de llevar al bebé durante el embarazo) y el vínculo social y legal (el hecho de ser responsable del niño hasta su mayoría de edad y de darle un marco familiar, afectivo y educativo).

Sin embargo, los progresos de las técnicas de reproducción asistida han hecho estallar esta concepción unificada (siendo la adopción la única excepción). La posibilidad de recibir una donación de óvulos permite que una mujer sea la madre de un niño del cual no es la madre genética.

La gestación subrogada va todavía más allá porque una mujer puede estar embarazada para otra mujer, la madre de intención, que asumirá la autoridad parental a ojos de la sociedad y de la ley. Si la madre de intención (la madre legal) puede aportar su propio óvulo, también será la madre genética.

Si una gestante subrogada también aporta sus óvulos, estamos ante una gestación subrogada tradicional. Por el contrario, si la gestante gesta un embrión creado a partir de los óvulos de la madre de intención o de óvulos de donante, se trata de una subrogación gestacional completa. Ésta es la modalidad más habitual hoy en día.

Puedes leer el artículo completo en: ( 132).
Por (directora de babygest).
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.