Gestación subrogada tradicional y subrogación gestacional

La técnica de reproducción asistida empleada en gestación subrogada puede ser la inseminación artificial o la fecundación in vitro (FIV).

En caso de gestación subrogada tradicional, una inseminación artificial suele ser suficiente. En este caso, se insemina a la gestante para que los espermatozoides lleguen al óvulo y lo fecunden. En esta modalidad, la gestante es la madre biológica del bebé, por lo que existe un vínculo genético entre ambos.

Al contrario, en caso de subrogación gestacional o gestación subrogada completa o total, la técnica de FIV es obligatoria porque tanto los óvulos como los espermatozoides proceden de los padres de intención o de donantes. Se obtienen los embriones en laboratorio, por fecundación in vitro. La gestante subrogada sólo lleva el embarazo, no aporta sus óvulos, por lo que no es la madre genética del niño.

Puedes leer el artículo completo en:    132
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.