En un proceso de FIV se estimula a la mujer con el objetivo de obtener un elevado número de óvulos y, con ello, un mayor número de embriones.

De esta manera, teniendo en cuenta que suelen transferirse entre uno uno y tres embriones, habrá una cierta cantidad de embriones que no serán transferidos. Son los llamados embriones sobrantes.

Estos embriones son criopreservados en tanques de nitrógeno a -196 ºC para transferencias futuras.

Puedes leer el artículo completo en:    78

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar