Los embriones son depositados en el fondo del útero con la ayuda de una cánula especial.

El ginecólogo introduce la cánula por el canal cervical y con especial delicadeza deposita los embriones en la cavidad uterina a la espera de que implanten.

Puedes leer el artículo completo en:    78

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar