Una pareja rechaza a su hijo nacido por subrogación porque tiene Síndrome de Down

Una pareja de australianos ha rechazado a su hijo, nacido a través de una madre de alquiler porque padece Síndrome de Down y una afección en el corazón. La madre de alquiler es una mujer tailandesa a quien el matrimonio pagó alrededor de 11.000 euros dio a luz a gemelos, el bebé sano fue entregado a los padres mientras que éstos rechazaron al bebé discapacitado. Esta triste noticia ha conmocionado a todo el mundo, y la sociedad australiana exige una mayor regulación a su gobierno para que no se vuelva a producir una situación parecida.

Rechazo del bebé

La madre de alquiler, la tailandesa Pattaramon Janbua (conocida como Goy) explicó a la cadena australiana ABC que la pareja le ofreció 16.000 dólares australianos para que gestara a un hijo para ellos. Finalmente parió gemelos, pero uno de ellos con problemas cardíacos y Síndrome de Down, la pareja rechazó al discapacitado y se llevó a la hermana. La mujer asiática ha explicado que no tiene dinero para hacerse cargo del bebé y pagar el tratamiento médico que necesita.

Goy de 21 años, ha pedido ayuda para poder realizar la operación que Gammy (gemelo abandonado) necesita para poder salir adelante. Teme por la vida del pequeño de 6 meses que además padece una fuerte infección pulmonar y está ingresado en la unidad de cuidados intensivos. Por el momento se han recaudado 85.000 euros a través de donaciones y la ONG australiana Hand Across se ha hecho cargo de los costes de hospitalización.

Bebé de vientre de alquiler rechazado por se Down

El matrimonio australiano se puso en contactó con Goy para que tuviera a luz a su hijo. Cuando supieron que iba a tener mellizos (niño y niña) se alegraron mucho y le prometieron duplicar la compensación acordada. Por los controles ecográficos los médicos les avisaron de que un bebé venía con Síndrome de Down, la pareja pidió a Goy que abortará, a lo que ella se negó por motivos religiosos. El día del parto, la representante de la agencia de subrogación cogió a la niña (sana) y abandonó a Gammy en la clínica.

Esta mujer tailandesa, casada y con dos hijos de 3 y 6 años trabaja cocinando en un puesto callejero de Bangkok. Decidió aceptar ser madre de sustitución porque la compensación económica ayudaría mucho a su familia y podrían vivir mejor.

Reacciones de la sociedad australiana

La polémica ha llegado hasta el primer ministro australiano, Tony Abbott, que se ha visto obligado a emitir declaración. Afirma que es una historia muy triste y lamentó que alguien pudiese desentenderse de un bebé de esa forma. Además explicó que desde el gobierno intentarían buscar algún modo de ayudar a la mujer tailandesa.

Rachel Kunde, directora de Surrogacy Australia, apunta que la solución es modificar la legislación actual para evitar que los australianos tengan que recurrir al extranjero para tener un hijo. El vientre de alquiler en Australia sólo está permitido en los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland. Además en Canberra está prohibido contratar este tipo de servicio en cualquier país extranjero. Kunde declara que es inconcebible lo que esta pareja ha hecho, “Han abandonado un bebé, lo han separado de su hermano gemelo y lo hicieron sin tener en cuenta que es su hijo”.

Este caso ha complicado la situación de más de 400 parejas australianas con procesos de gestación subrogada en Tailandia, la agencia Surrogacy Australia explica que un matrimonio que está en pleno proceso está teniendo muchas dificultades porque el caso del bebé Gammy ha movilizado al Gobierno tailandés, que ha efectuado un registro en la clínica donde se encontraba tramitado su proceso de subrogación, paralizado en este momento.

La maternidad subrogada o vientre de alquiler es un proceso que no está regulado en Tailandia. Las autoridades, conmocionadas por el caso del bebé Gammy, han tomado cartas en el asunto y a partir de ahora ningún niño saldrá de Tailandia sin el permiso expreso del ministro de Asuntos Exteriores.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar