Los embriones son congelados de forma ultrarrápida y mantenidos durante el tiempo deseado en nitrógeno líquido a una temperatura de menos 196 ºC.

Puedes leer el artículo completo en:    86

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar