Welcome home, una historia de familia

La gestación subrogada es una alternativa reproductiva que escogen cada día más personas para cumplir su sueño de ser padres. Sin embargo, sigue siendo un tema desconocido y ampliamente controvertido.

El documental “Welcome home, una historia de familia”, dirigido por Pablo Rogero, pretende acercar la gestación subrogada a la sociedad a través de la experiencia de Mario y Sergio, unos felices papás gracias a este proceso.

Queremos tener un hijo

Cuando Mario y Sergio se plantearon la idea de ser padres decidieron optar por la gestación subrogada. Tenían claro que el proceso constaba de tres partes:

  • Su carga genética, es decir, los espermatozoides.
  • La carga genética femenina que iba a ser aportada por una donante de óvulos.
  • La gestante, en cuyo útero se transferiría el embrión creado y quien llevaría el embarazo a término.

Aunque inicialmente no conocían mucho de este proceso, pero ahora reconocen durante una de las entrevistas del documental que finalmente “lo ves como algo normal, pues es nuestra manera de poder tener un hijo”.

Su proceso empezó en 2011. Con todo ya concertado previamente desde España, viajaron hasta Los Ángeles, donde depositaron sus muestras seminales y contactaron con agencias que les ayudaron a escoger a las dos mujeres que les iban a ayudar en su camino hacia la paternidad: la donante y la gestante.

La donante era anónima. Mario y Sergio conocían su historial médico y sabían como era físicamente pero no entablaron amistad personal con ella.

Los embriones fueron creados y criopreservados en junio de 2012, a la espera de ser transferidos a la gestante.

En un primer intento, fue Laura la mujer escogida como su gestante pero finalmente Laura les dejó tirados antes del momento de la transferencia sin dar explicaciones y sin causar problemas. Por ello, tuvieron que escoger a otra gestante y fue Edith la que decidió ayudarles.

¿Por qué ayudar a otros a tener un hijo?

Gracias a las nuevas tecnologías, Mario y Sergio pudieron vivir el momento de la transferencia del embrión al útero de Edith. El marido de ésta se encargó de grabar el momento para que Mario y Sergio pudieran vivirlo en primera persona.

En el documental se muestra la visión de Edith a través de una entrevista en su propio hogar donde cuenta que lo hizo porque “siempre quise hacerlo“. Su familia y marido la apoyaban así que decidió inscribirse como gestante.

En su perfil informaba que no tenía inconveniente en gestar para una pareja heterosexual o una pareja gay, pues su ilusión era ayudar a alguien y así ayudarse a sí misma.

Edith tiene 25 años, es estudiante y mamá de una niña de 4 años. Durante el embarazo informaba a los futuros papás por móvil y Skype, iniciando así una fuerte relación.

Gracias al Skype, Mario y Sergio pudieron asistir virtualmente a la primera ecografia y escuchar el latido de su bebé. En el documental se aprecia la emoción de ambos durante este momento.

En agosto de 2013, Mario y Sergio viajaron a Los Ángeles de nuevo y asistieron junto a Edith y su hija a una de las ecografias.

En otra de las intervenciones de la gestante en el documental, Edith asegura que no le asusta el hecho de entregar al bebé sino que lo único que le da algo de miedo es el dolor del parto. Además, insiste en que quiere ver al bebé en fotos y saber de él.

Entender la gestación por sustitución

Este documental nos muestra la gestación subrogada a través del día a día de Mario y Sergio, desde el inicio del proceso hasta el nacimiento de su hijo Galileo y su llegada a España.

Muestra lo bueno y lo malo de la técnica, la felicidad de unos padres y la angustia ante situaciones como la necesidad de cuidados intensivos tras el parto o las complicaciones para el registro español.

Personalmente creo que es una buenísima manera de hacer ver a la sociedad la normalidad de este proceso y hacer entender que es una realidad cada día más demandada.

Mario y Sergio tuvieron sus dudas con respecto a la aceptación de la sociedad y el bien del que iba a ser su hijo, pero tras meditarlo decidieron sumergirse en esta aventura de la paternidad por subrogación, pues tenían claro que tanto uno como otro iban a dar toda la felicidad que su hijo se merecía, al igual que una familia tradicional que tiene un hijo de forma natural.

Tanto Mario como Sergio esperan que su historia llegue a muchas personas y sea de ayuda para que cuando su hijo pueda ver el documental y entender el proceso, la gestación subrogada sea una técnica de reproducción asistida posible en España.

Así, esperan que todas las personas que quieran tener un hijo y necesiten la subrogación puedan lograrlo y ser tan felices como ellos.

Un comentario

  1. avatar
    Miriam

    Lo cierto es que cosas así son de gran ayuda. Yo estuve en la presentación del documental y me gustó mucho, se les ve una pareja luchadora, feliz y estoy segura de que están siendo unos padres extraordinarios.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar